El vaso medio lleno y también medio vacío

El portavoz del psoe y el alcalde popular | g. s.

Vilanova de Arousa es uno de los ayuntamientos más endeudados con respecto al número de habitantes. Pero también es uno de los concellos que más mejora sus cifras económicas. Su periodo medio de pago a proveedores, de 71 días, es más del doble de lo permitido por ley. Pero es que estuvo a 384. Debe seis millones de euros. Pero llegó a deber diez. Tiene un plan de ajuste, pero sale de los fondos de ordenación gracias a su positiva evolución. El Gobierno local del PP habla de una buena gestión. La oposición, encabezada por los socialistas, de desastre económico. Es cuestión de perspectiva.

El vaso medio lleno y también medio vacío

Te puede interesar