Putin se ha vuelto a equivocar, y mucho

Un cuerpo con las manos atadas

Las imágenes que se han podido ver tras la retirada de las tropas rusas de Bucha, una zona en los suburbios de Kiev han servido para que ya nadie dude de que Putin es un bárbaro. Tanto es así que hasta Alemania, que hasta ahora no parecía dispuesta a prescindir de ese gas ruso que tanto necesita, ha cambiado de postura. Sin lugar a dudas estamos ante crímenes de guerra. Los cadáveres apilados con las manos atadas a la espalda demuestran a las claras que se trataron de ejecuciones sumarísimas. Las mujeres violadas delante de sus hijos y luego asesinadas, los niños abandonados a su suerte... Todo es demasiado cruel como para imaginar que a estas alturas de la historia se puedan volver a cometer estos actos de barbarie y menos en la “civilizada” Europa. Putin se ha vuelto a equivocar. Lo hizo cuando decidió invadir Ucrania y lo hace ahora, al permitir la barbarie de sus tropas.

Putin se ha vuelto a equivocar, y mucho

Te puede interesar