Olas de calor... marinas

FOTO: mar del mediterráneo | efe

qué mejor sitio para las olas que el mar, ¿no? Pues no, porque en este caso las olas son de calor. No creo que en nuestras frías aguas Cantábrico-atlánticas lleguemos a tener este problema a corto plazo –aunque al ritmo que va el calentamiento global...—, pero el Mediterráneo ya está a 30 grados, o sea que es un generador de vapor de agua gigante. Lo que viene siendo una mega sauna, vaya: calor y bochorno. Quien haya estado en verano en Barcelona, por ejemplo, sabe de qué le hablamos. Pero siendo esto malo, no es lo peor. Lo peor es que todo ese vapor de agua, cuando se enfríe, pasará a estado líquido y caerá en forma de lluvias torrenciales arrastrando todo a su paso, bajando la salinidad de los mares y afectando, por tanto, a las especies marinas. Y nosotros, mientras tanto, dale que te pego a calentar el planeta. Dentro de poco, ni planeta tendremos para calentar. Pero, claro, ojos que no ven.... 

Olas de calor... marinas

Te puede interesar