Los ojos que todo lo ven y todo lo sancionan

Dicen que han visto a muchos conductores coruñeses mirando al cielo a través del parabrisas y no porque estuvieran vigilando la borrasca o buscando inspiración. Al parecer, tienen el alma en un puño tras enterarse de que esas cámaras que asoman en algunos semáforos de A Coruña cual lechuzas digitales no están para disuadir, sino para multar. Son, de hecho, las responsables de seis de cada diez sanciones de movilidad impuestas durante el año pasado. Y con estas no se puede negociar eso de “si solo he aparcado en doble fila un minuto, prometo no hacerlo nunca más”. A los que ahora están mordiéndose las uñas de pensar en el buen fajo de multas que le puede llegar en los próximos tiempos solo se les puede decir “no las hagas, no las temas”. No es la máxima por la que se guían los conductores, precisamente, pero es lo que toca en este caso. FOTO: cámaras vigilantes, en A Coruña | AEC

Los ojos que todo lo ven y todo lo sancionan

Te puede interesar