El nuevo auditorio de O Grove hace feliz a Carmela Silva

Carmela Silva, emocionada | aec

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, es una política “feliz”, bueno no, “inmensamente feliz” por ser testigo y protagonista de la inauguración del flamante auditorio de O Grove, la eterna promesa electoral de todos y cada uno de los partidos desde el inicio de la democracia. Sonrisas, besos, abrazos y apretones de manos por doquier se vivieron en los prolegómenos del tradicional descubrimiento de la placa para inmortalizar el momento y que a nadie se le olvide quién promovió y consiguió la obra. Si Carmela estaba feliz, el alcalde, Jose Antonio Cacabelos, más comedido a la hora de expresar su estado de ánimo, se sentía “reconfortado”. Y lo cierto es que es para estarlo, ya que O Grove logra, por fin, una infraestructura adecuada para deplegar su riqueza cultural.

El nuevo auditorio de O Grove hace feliz a Carmela Silva

Te puede interesar