No pudo ser otra vez más

la ansiada subida del Racing de Ferrol se frustró ayer en Balaídos con la derrota de los ferrolanos ante los tarraconenses. Una afición y una comarca como esta se merece un equipo en las primeras categorías del fútbol profesional. Los beneficios económicos serían más que importantes, por el dinero que mueve el balompié y por la proyección de la ciudad en el mundo turístico. Hay que confiar en que la próxima será la vencida, ya que en esta no pudo ser otra vez y ya van demasiadas, pero el fútbol es así, son once contra once, a veces se gana y otras se pierde y no hay rival pequeño ni partido ganado. foto: aficionados | aec


No pudo ser otra vez más

Te puede interesar