El encuentro que provoca escalofríos

Dos ‘defensores de la democracia’ | EFE

Por mucho que el contexto de unos Juegos Olímpicos sea festivo y amistoso, pensar en el encuentro entre Xi Jinping y Vladimir Putin hace que un escalofrío nos recorra la espalda. Tampoco pueden culparnos. Uno es sospechoso de saber mucho más del coronavirus de lo que nos cuenta y el otro, lo niegue o no, parece que tiene toda la intención de meter la patita en Ucrania. En su reunión, que ya se ve que no era solo una cita protocolaria, han firmado una declaración en la que le piden a la OTAN que descarte la expansión en Europa del Este y a Occidente en general que supere ya la visión de la Guerra Fría. Y rematan con un “defender el verdadero espíritu de la democracia sirve como una base confiable para unir al mundo en la superación de las crisis y la defensa de la igualdad”. Con lo bien que iban... Hay que reconocerles, eso sí, que han sido capaces de decirlo sin reírse.

El encuentro que provoca escalofríos

Te puede interesar