Aquí parece que no paga nadie

Kiko Matamoros | aec
|

Hacienda tiene la costumbre de dar a conocer a los mayores morosos del país. Este año, además, ha decidido que en lugar de informar sobre las personas que deben más de un millón de euros iba a rebajar esa cifra y fijarla en los 600.000 euros. Y el resultado es espectacular. Más allá de la nómina de deudores, entre los que están desde cocineros como Sergi Arola o el televisivo Kiko Matamoros, pasando por Twitter, la realidad es que la cifra se ha duplicado. El riesgo de este tipo de acciones es que, al final, parece que en este país solo pagan unos pocos y, los más famosos, escurren siempre el bulto.

Aquí parece que no paga nadie