viernes 25/9/20

El vino, la tradición y el patrimonio reúnen a miles de personas en la comarca

El área metropolitana abraza el verano con ansia, a caballo, con música y exposiciones, entre catas de vino y alta cocina, y hasta con un par de incursiones en la Edad Media. El calor acompañó a los visitantes en Sada, en O Burgo, en Paderne y en Betanzos. Ni las nubes pudieron con los ánimos de los vecinos en As Mariñas.

Cerca de un centenar de músicos se echaron a la calle para participar en el Queiroa na Rúa, en Sada | Quintana
Cerca de un centenar de músicos se echaron a la calle para participar en el Queiroa na Rúa, en Sada | Quintana

Julio es el mes de todas las “xoldas” en Galicia. Una sentencia que avalan las numerosas celebraciones que estos días resuenan en cada rincón del área metropolitana, desde Paderne, donde la Mostra do Branco Lexítimo atrae cientos de visitantes al núcleo de Esperela, hasta Culleredo, donde esta noche se cierra una nueva edición del Mercado Templario de O Burgo, pasando por Sada y Betanzos, que calientan motores para sus primeras grandes citas del verano: las Festas do Carme y la Feira Franca Medieval. Los sadenses, al son de las gaitas, los tambores y las panderetas, con la iniciativa cultural “Queiroa na Rúa”, que sacó a la calle a más de setenta artistas; las actuaciones incluidas en el Festival Tradicional Queiroa, al que se unió Retranqueiros, y el concierto de Xabier Díaz e as Adufeiras de Salitre, que animaron la noche alrededor de La Terraza.

En Betanzos, el aperitivo de la Feira Franca 2019 lo sirvieron la “soldadeira” María Balteira, a la que la comarca está evocando durante esta semana con distintas iniciativas, tanto en su cabecera como en Irixoa y Coirós, y a la peregrina Isabel de Lucerna, actriz principal de la primera ruta teatralizada que organiza el municipio a través del Área de Turismo, a la que asistieron una treintena de visitantes, quienes pudieron conocer la historia de la ciudad y el valor que en ella tiene el Camino Inglés a Santiago en la voz de “María Ysabel, de nación germana y oriunda de Lucerna”, como se la menciona en el Libro de Defunciones del Hospital de San Antonio, donde murió en 1739, meses después de su marido, sin poder alcanzar Compostela.

Asimismo, el Ayuntamiento de Paderne renovó su apuesta por Esperela como escenario de la Mostra de Branco Lexítimo, con la que pretende promocionar esta variedad de uva, considerada la más antigua de Galicia y que, según la organización, “está a destacar como un viño de altísima calidade, grazas aos esforzos dos produtores” acogidos a la Indicación Xeográfica Protexida Viño da Terra de Betanzos. Un evento que se completó con actividades para niños y “Cantos de Taberna”.

Comentarios