domingo 25/10/20

Un vertido de purín deja sin agua a la mayor parte del ayuntamiento de Muxía

Un vertido de purines depositado en una finca próxima al río Negro de Moraime provocó la contaminación del cauce y obligó a primeras horas de la mañana de ayer.

Un vertido de purines depositado en una finca próxima al río Negro de Moraime provocó la contaminación del cauce y obligó a primeras horas de la mañana de ayer a cortar el abastecimiento municipal de agua, dejando sin suministro a buena parte del municipio. La incidencia afecta concretamente a los habitantes de las parroquias de Moraime y Ozón, así como a la capital municipal, con lo que está sin agua alrededor del 70% de la población del municipio.
El alcalde de Muxía, Félix Porto informó de que un vertido de purines de una explotación forestal realizado en la zona próxima al lugar donde se sitúa la captación de la traída municipal, provocó la contaminación del agua, que acabó llegando a la estación depuradora de potables y a los tres depósitos existentes.
Se trata de tres recipientes con capacidades de 700.000, 300.000 y 280.000 litros, que tuvieron que ser cerrados para proceder seguidamente a su vaciado, tareas que todavía no habían finalizado a última hora de la tarde de ayer. A partir de aquí será el momento de proceder a la limpieza y desinfección de los recipientes. Para estos trabajos se necesitarán, al menos, doce horas de bombeo ininterrumpido a fin de limpiar a fondo conductos y depósitos, algo que también deberá hacerse en la estación depuradora de Os Muiños
De esta forma, y según señaló el alcalde a última horas de la tarde de ayer, hasta hoy por la tarde, como muy pronto, no va a poder restablecerse el abastecimiento por el sistema normal, aunque por ahora es imposible hacer una previsión más o menos fundada. “A esta hora aínda non se rematou de baleirar os depósitos, que en conxunto teñen capacidada para 1,3 millóns de litros. Ademáis, nas analíticas feitas a auga do río segue a dar contaminada”, declaraba Félix Porto pasadas las 21 horas de ayer.

Solución provisional
Otro temor añadido era que finalmente pudiese llover por cuanto tal provocaría que se viese ampliada el área contaminada. Como medida provisional para poder restablecer el suministro en la capital del municipio, se estudiaba ayer la posibilidad de proceder al llenado del depósito de Muxía (700.000 litros de capacidad) a base de camiones cisterna que aportarían en cada viaje unos 25.000 litros. De todas formas, esta alternativa seguía estando condicionada a que acabase de vaciado del depósito y se completase el necesario proceso de desinfección del mismo.
La incidencia llega en pleno primer fin de semana de agosto en un municipio eminentemente turístico. Entre las localidades afectadas figura Quintáns, que ayer iniciaba precisamente la celebración de sus fiestas patronales.
Personal de Augas de  Galicia y del Servizo de Protección da Natureza se desplazó ayer a Muxía para efectuar las analíticas e indagaciones oportunas.

Comentarios