domingo 25/10/20

Tres personas resultan heridas en un choque entre dos coches en la N-651

Tres personas permanecen ingresadas desde ayer en el Chuac a consecuencia de las heridas que sufrieron al chocar en Miño dos turismos, uno de los cuales cayó por un terraplén, mientras que el otro quedó volcado sobre la carretera. El conductor del primero de los coches tuvo que ser rescatado por los bomberos en una complicada operación, puesto que, al parecer, sufría lesiones lumbares. Los ocupantes del otro vehículo también fueron excarcelados, pero en este caso la intervención que revistió menos dificultades.
El lugar donde quedó el vehículo complicó las tareas para retirarlo del terraplén 	Quintana
El lugar donde quedó el vehículo complicó las tareas para retirarlo del terraplén Quintana

Una colisión entre dos vehículos en la N-651 se saldó ayer con tres personas heridas y evacuadas en ambulancia al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. El accidente ocurrió minutos antes de las siete de la tarde a la altura de Miño, entre los accesos al casco urbano del municipio y la localidad de Ponte do Porco.

Tras el choque, uno de los coches implicados quedó volcado en medio de la calzada, mientras que el segundo se precipitó por un terraplén, a escasos metros de la salida del centro del ayuntamiento miñense en dirección Betanzos. En el momento del siniestro había bastante tráfico, y fueron numerosas las llamada de aviso recibidas por el 112.

Uno de los coches cayó por un desnivel y el conductor tuvo que ser rescatado

Hasta el lugar del suceso, a la altura del punto kilométrico 9,5, se desplazaron Protección Civil, la Guardia Civil y Bomberos de Betanzos, que debieron emplearse a fondo para excarcelar a los ocupantes del turismo que quedó volcado y rescatar del barranco al conductor del otro automóvil, “un hombre de mediana edad”, explicaron fuentes de los servicios de emergencias que acudieron a Miño.

Los heridos fueron trasladados en dos ambulancias al Chuac. En la liberación y evacuación del único ocupante del coche que se salió de la vía, los bomberos brigantinos debieron actuar con especial atención, ya que, en principio, el herido, un varón de mediana edad, podría haber sufrido alguna lesión lumbar, y contaron con la asistencia de un médico del centro de Miño.

Las labores de asistencia a los heridos y de retirada de los vehículos se prolongaron varios minutos, si bien lo más complicado fue sacar el coche del barranco, para cuyas tareas se requirió una grúa. La Guardia Civil y Protección Civil se encargaron de regular la circulación en la N-651.n

Comentarios