martes 1/12/20

La Xunta aprueba que el crecimiento urbano se centre en A Barcala y Cambre

La Consellería de Medio Ambiente está de acuerdo con los redactores del plan general de Cambre en potenciar el desarrollo de los núcleos urbanos de Cambre y A Barcala.
rocío vila, edil de urbanismo, y manuel rivas, alcalde	patricia g. fraga
rocío vila, edil de urbanismo, y manuel rivas, alcalde patricia g. fraga

 La Consellería de Medio Ambiente está de acuerdo con los redactores del plan general de Cambre en potenciar el desarrollo de los núcleos urbanos de Cambre y A Barcala. Como respaldan en el documento de referencia de la Xunta, se trata de los lugares que cuentan con una “maior densidade de poboación”, al tiempo que los redactores detallaban que esta alternativa posee “mejores beneficios urbanísticos y menores afecciones ambientales”.

La respuesta de la Xunta al documento de inicio del PGOM acaba de ser recibida en el consistorio. De este modo, como explican desde el Ayuntamiento, ahora comienza la verdadera redacción del planeamiento urbanístico. En este punto, la responsable del departamento, Rocía Vila, destaca que la intención es contar “en todo momento” con la colaboración y opiniones de la oposición.

En la citada respuesta también respaldan la postura de los redactores en la apuesta por el crecimiento residencial de los núcleos. Así, el objetivo es consolidar sus perímetros en las zonas más favorables.

Respecto a este crecimiento, el documento de inicio del PGOM estima que en los próximo años Cambre pasará de sus 23.649 habitantes a 31.438. Este aumento de vecinos supondrá que el municipio necesitará un total de 5.154 viviendas nuevas. Unas construcciones que se ubicarán en el borde de los núcleos urbanos.

 Zonas prioritarias > Para consolidar el tejido residencial, los redactores consideran que en Cambre es necesario en primer lugar completar el límite sur de la malla urbana.

En el caso de A Barcala, el sur del núcleo es la prioridad. En este punto, el objetivo que se marcan es “superar o illamento actual” de la urbanización.

En tercer lugar, la intención es crear un bulevar urbano entorno a la circunvalación que quieren construir y la carretera AC-1706. El nuevo viario uniría Cambre y A Barcala y los conectaría a su vez con O Temple y la AP-9. La delimitación de esta zona se ubicaría entre O Temple y Cambre. En esta zona quieren implantar servicios como el carril bici o áreas de recreo.

En referencia a la economía e industria, las áreas de actuación inmediatas serían el entorno del polígono de Espíritu Santo y la zona de A Rocha, en la confluencia de la A-6 y la N-550. En este punto, los redactores detallen que no solo se recogen usos industriales, sino también terciarios y comerciales. A mayores, entre el polígono de Espíritu Santo y el núcleo de Lendoiro se construirían zonas libres que servirían para integrar los espacios destinados a las actividades económicas y los suelos residenciales. Un entorno del que destacan la “boa conectividade dada a proximidade da Vía Ártabra” por lo que daría servicio a todos los vecinos de Cambre.

Sin salir de los puntos de ocio, otro de los objetivos del plan es construir un gran parque metropolitano que conectaría la ría de O Burgo, en embalse de Cecebre y el río Mero. Así, este parque se transformaría en el principal activo ambiental del municipio, gracias a la red de senderos peatonales y equipamientos adecuados en las dos estaciones de tren, en especial la que se ubica en el núcleo de Cambre.

Plazos > Una vez recibido el informe de evaluación ambiental, los redactores tendrán que elaborar a su vez, un documento de sostenibilidad ambiental que irá integrado en el plan definitivo.

Este documento último, que a su vez necesitará el beneplácito autonómico, tendrá que estar terminado en el plazo de siete meses, para comenzar la aprobación inicial.

Comentarios