miércoles 20/1/21

La Guardia Civil decomisa 300 gramos de cocaína en una nave en Bergondo

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil actuaron ayer en varios municipios del área metropolitana siguiendo la pista de un alijo de cocaína. En unas pocas horas, las pesquisas de los investigadores llevaron a la detención de por lo menos cuatro personas y a la incautación de 300 gramos de esta sustancia estupefaciente, que localizaron en el interior de una nave de Bergondo.
 

los agentes de la guardia civil registraron también el yate de uno de los sospechosos
los agentes de la guardia civil registraron también el yate de uno de los sospechosos

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil actuaron ayer en varios municipios del área metropolitana siguiendo la pista de un alijo de cocaína. En unas pocas horas, las pesquisas de los investigadores llevaron a la detención de por lo menos cuatro personas y a la incautación de 300 gramos de esta sustancia estupefaciente, que localizaron en el interior de una nave de Bergondo.
La investigación comenzó tutelada por un juzgado de Ferrol, aunque ahora es competencia del juzgado número dos de Betanzos. Las detenciones comenzaron a practicase en Pontedeume donde dos individuos se dedicaban al menudeo de droga. Los agentes de la Guardia Civil entraron en acción durante una compraventa y arrestaron a los tres individuos. Sin embargo, los vendedores, para evitar una pena mayor por delito contra la salud pública decidieron colaborar con las autoridades y confesaron a los agentes quién era su suministrador.
Este resultó ser un conocido hombre de negocios en el sector de la automoción. Los agentes acudieron a su domicilio, que se encuentra en Sada, y este les dio permiso para registrar su domicilio en busca de la droga que los detenidos aseguraban que estaba en su poder. Sin embargo, el registro de su domicilio no arrojó ningún resultado positivo. Tampoco les fue mejor a los agentes el registro del yate que el sospechoso tenía atracado el club náutico sadense, a pesar de que emplearon perros para detectar cualquier rastro de drogas.
La suerte de los agentes cambió cuando desplazaron la investigación a Bergondo, donde en una nave propiedad del sospechoso y que tenía alquilada descubrieron por fin escondidos los 300 gramos de cocaína.

contactos
Fuentes de la Guardia Civil señalan que el sospechoso está relacionado con históricos cabecillas del narcotráfico gallego, a los vendió vehículos en alguna ocasión y hasta les visitó en prisión, por que ya sabían que mantenía contactos con el mundo de la droga.
En cuanto a la droga incautada, se estima que su valor en la calle ronda los 60.000 euros.

Comentarios