sábado 31/10/20

La administración local interviene en las dos viviendas valladas de A Ribeira

El Ayuntamiento de Betanzos ha tenido que actuar de forma subsidiaria en los números 52 y 54 de la calle de A Ribeira. El mal estado de ambos inmuebles y, sobre todo, el riesgo de desprendiemiento de algunos de sus elementos estructurales

los tã©cnicos municipales aconsejaron el vallado de las dos viviendas, en los nãºmeros 52 y 54	quintana
Los técnicos municipales aconsejaron el vallado de las dos viviendas, en los números 52 y 54 Quintana

El Ayuntamiento de Betanzos ha tenido que actuar de forma subsidiaria en los números 52 y 54 de la calle de A Ribeira. El mal estado de ambos inmuebles y, sobre todo, el riesgo de desprendiemiento de algunos de sus elementos estructurales, obligó a cortar el tráfico entre A Ponte Nova y O Alfolí y desviar la circulación por un carril de O Malecón del Mandeo. Entonces, la administración local otorgó un plazo de 24 horas al propietario de las viviendas para apuntalar los muros y garantizar la seguridad en el tramo urbano de la N-651.

El dueño está obligado a asumir el coste de los trabajos, que están cifrados en unos 3.000 euros

Los servicios municipales emitieron un informe indicando las medidas de protección que el titular de los edificios debía adoptar de inmediato y que, a corto plazo, tendría que completar con nuevas actuaciones de consolidación, tanto en el 52 como en el 54. Pero finalmente ha sido el Ayuntamiento de Betanzos el que, subsidiariamente, ha intervenido en A Ribeira. El propietario de las casas deberá asumir el coste de los trabajos, unos 3.000 euros, y continuar las actuaciones iniciadas por el Ayuntamiento de Betanzos.

Paso Peatonal

La calle quedó reabierta al tráfico el pasado sábado habilitándose también un paso para peatones de manera provisional, indicaron desde los servicios de emergencias de Betanzos.

Aunque en un primer momento se decidió vallar el entorno de las viviendas y permitir el acceso de vehículos, responsables y técnicos municipales decidieron cortar el tráfico y desviarlo por O Malecón, habilitado con doble sentido, a la espera de completar las obras en A Ribeira.

Además, el consistorio solicitó la intervención de los bomberos del parque comarcal para retirar diversos elementos del inmueble del número 59, justo enfrente a las casas valladas, que corrían riesgo de desprenderse y que, teniendo en cuenta que, en principio, se pretendía disponer una zona de paso para los coches, entrañaban cierto peligro para los conductores y, sobre todo, para los residentes en A Ribeira.

En cualquier caso, los equipos desplazados hasta el punto indicaron que su intervención se redujo al desmontaje de uno de los balcones del inmueble afectado, que amenazaba con precipitarse sobre la vía, en la N-651.

Comentarios