sábado 20.07.2019

El juzgado decidirá si los Franco tienen que devolver el pazo de Meirás

La aparición de una escritura de 1938 constataría la 
tesis del “amaño” 
en la compra 
del inmueble

El pazo de Meirás, que actualmente se encuentra a la venta, es Bien de Interés Cultural desde 2008 | Pedro Puig
El pazo de Meirás, que actualmente se encuentra a la venta, es Bien de Interés Cultural desde 2008 | Pedro Puig

Un juzgado coruñés decidirá la propiedad del pazo de Meirás. La Abogacía del Estado interpuso una demanda contra los Franco en los Juzgados de A Coruña el mismo día en que se cumplía un año del acuerdo histórico alcanzado por unanimidad en O Hórreo. Una decisión esperada con la que atiende las solicitudes cursadas en los últimos años desde Galicia.

La clave está en una escritura notarial de 3 de agosto de 1938, hasta ahora desconocida, que permite demostrar que Francisco Franco simuló el título con el que inscribió el inmueble en el Registro de la Propiedad de Betanzos.

Según el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, “actuaron contra derecho”, aseveró en una entrevista en TVE, y por ello se exigirá a los herederos la devolución del Pazo de Meirás.

En su escrito de demanda, interpuesto en el Juzgado de Instancia número 1 de A Coruña, la Administración del Estado sostiene que la compra por parte del dictador en 1941 se realizó de manera “simulada” y “fraudulenta”, y reclama la propiedad del inmueble, por cómo se adquirió, como se administró mediante dinero y personal públicos y el uso que se le dio durante la dictadura, como residencia de verano de Franco.

La estrategia planteada coincide, además, con los argumentos que siempre sostuvo el Ayuntamiento de Sada en el seno de las comisiones promovidas por la Xunta y la Diputación de A Coruña.

Los hechos sobre los que se asienta la demanda se remontan al 3 de marzo de 1938, momento de la constitución la denominada Junta pro Pazo del Caudillo, que estaba integrada por el gobernador civil y varios alcaldes de A Coruña, entre otras autoridades, con la intención de adquirir un inmueble representativo en la provincia para ponerlo a disposición del autoproclamado jefe del Estado para su utilización como residencia veraniega en Galicia.

El 3 de agosto de 1938 se otorgó la escritura de compraventa de Meirás por un precio de 406.346 pesetas, entre la entonces propietaria del pazo de Meirás, Manuela Esteban Collantes (viuda del heredero de Emilia Pardo Bazán), y la Junta pro Pazo del Caudillo. Una escritura que la Abogacía del Estado consiguió hallar en el curso de su tarea de documentación, llevada a cabo en cumplimiento de la resolución de 11 de julio de 2018, aprobada por unanimidad por el Parlamento de Galicia, en la que instaba al Estado a emprender las acciones procedentes para la recuperación de Meirás.

Desde el momento de la compra por parte de la Junta pro Pazo del Caudillo, el inmueble se utiliza como residencia oficial, pese a lo cual, el 24 de mayo de 1941 se otorga una segunda escritura pública en la que presuntamente se simula una operación por parte de Manuela Esteban Collantes– que se lo había vendido tres años antes a la citada comisión– a favor de Franco, por un supuesto precio de 85.000 euros, según recoge la demanda presentada por el Gobierno. Con esta escritura como título, lo inscribió a su nombre en Betanzos.

Comentarios