viernes 27/11/20

Una firma de Culleredo fabrica diez millones de mascarillas cada mes

Epoltech tiene en el mercado material sanitario desechable para centros educativos u hospitales
Juan Diego Lavandera, en Epoltech | quintana
Juan Diego Lavandera, en Epoltech | quintana

La empresa Epoltech, ubicada en el polígono de A Granxa (Culleredo) tiene poco más de un año de vida y, aunque su campo es el sector químico, actualmente fabrica diez millones de mascarillas quirúrgicas al mes.

Se trata, explica el cofundador Juan Diego Lavandera, de máscaras con calificación IIR, la mayor homologación posible para este tipo de protecciones. “Nuestro campo era la distribución y venta de aditivos y materias primas para la industria plástico-química, pero a principios de año vimos unas ayudas del Igape para reorganización industrial y probamos. Decidimos, dado nuestro perfil tecnológico e industrial, llevar esta fabricación al más alto nivel y ofrecer un elemento diferenciador”, comenta.

Tras haber adaptado sus equipos y maquinaria, la empresa trabaja a pleno rendimiento en la fabricación de material sanitario, sin dejar de lado su división dedicada a la industria química. Así, han logrado ya la petición de 110.000 máscaras quirúrgicas IIR para centros educativos del área coruñesa y se encuentran en negociación con el Sergas y diferentes empresas, para seguir ampliando mercado.

“El camino de poner esto en marcha ha sido largo y tedioso, porque el Covid lo ha ralentizado todo y porque se produjo un cuello de botella a la hora de lograr la certificación IIR por parte de los laboratorios. En España solo dos laboratorios conceden esta homologación”, alega Lavandera.

Vanguardia 
Además de protectores faciales, Epoltech elabora gorros y telas quirúrgicas, por ejemplo, y pretende situarse en la vanguardia del material sanitario. Sobre la escasez de estos medios al inicio de la pandemia, Juan Diego Lavandera señala que “nadie estaba preparado para esto”. “Es verdad que hubo países que se adelantaron a los demás en la compra de este material y que cuando llegó España ya era tarde”, indica.

Desde la firma cullerdense señalan que han nacido muchas empresas que se dedican a fabricar mascarillas desde entonces, por lo que Epoltech busca la excelencia, “ir a la parte más técnica y compleja de los procesos”. Añade que han realizado una “gran inversión” en equipos de laboratorio y buscan llenar un “vacío” en el campo de las mascarillas quirúrgicas que cumplen las más estrictas medidas de protección.

Comentarios