martes 4/8/20

Un enorme laberinto viario para conductores foráneos en el alto de Perillo

El “sueño” del alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, de evitar que los automovilistas que no residan en la zona más elevada del núcleo la crucen a diario es por una cuestión de azar prácticamente un  hecho. Múltiples señales por obras convierten el tránsito por las calles en un auténtico galimatías
Las señales informativas ubicadas en calles como Fuxeiras o Zaire pueden inducir a errores ya que en varios casos las horizontales contradicen a las verticales y viceversa, lo que supone un riesgo para la circulación y la seguridad tanto de conductores como peatones
Las señales informativas ubicadas en calles como Fuxeiras o Zaire pueden inducir a errores ya que en varios casos las horizontales contradicen a las verticales y viceversa, lo que supone un riesgo para la circulación y la seguridad tanto de conductores como peatones

“El tráfico por las calles del alto de Perillo no va a estar prohibido pero los conductores se van a tener que romper la cabeza”, dijo la pasada semana García Seoane. Y el vaticinio del regidor oleirense se está cumpliendo.

Conste, sin embargo, que no por una decisión municipal. En este caso la aspiración del mandatario local de convertir las calles, de la zona más elevada de esta parroquia, en un “auténtico infierno” para los automovilistas que la utilizan para dirigirse desde el núcleo de Santa Cristina a Montrove, Oleiros o Sada, sin la obligación de hacer un recorrido extra por la vía nacional N-VI se está cumpliendo por cuestiones más bien ajenas a la labor del Gobierno local, que preside.

Múltiples señales de tráfico que alertan de la presencia de obras han transformado la circulación por esta zona en un galimatías.

Mercado municipal

La confusión llega a tal extremo que en algunos lugares, como en los alrededores al mercado municipal, las señales horizontales se contradicen con las verticales lo que entraña bastante riesgo para la integridad tanto de automovilistas como peatones y vecinos de la zona.

Los desvíos son tantos que, por ejemplo, para lograr llegar en coche desde la avenida principal de Santa Cristina hasta la oficina de Correos, en la calle de Zaire, hay que seguir las indicaciones de al menos cuatro señales. También desde el Ayuntamiento se alimenta la confusión porque en varias calles, como en Fuxeiras, “invita” a los conductores a no circular por ellas. Aunque, sin embargo, no instala obstáculos físicos y materiales que conminen a aceptar sus propuestas.

Nuevo plan viario

El regidor indicó también la semana pasada que para la próxima hará públicos los cambios para circular por la zona. En principio, adelantó que aunque a la Policía Local no se le ha dado orden de que impida el tránsito de vehículos foráneos por el alto de Perillo, sí que se intentará que las variaciones los hagan desistir porque implicarán pérdidas importantes de tiempo.

García Seoane insiste, y mucho, en el hecho de que los conductores están “amargando la vida” a los vecinos y que deberían usar la avenida de As Mariñas

(N-VI) y realizar el cambio de sentido en la zona de los concesionarios para después dirigirse hacia la carretera de Sada.

Además, asegura que ha habido y todavía hay muchas quejas por parte de los vecinos por la ordenación actual del tráfico en el núcleo y que en algunos casos se va conservar el sentido de los viales, aunque en otros se van a cambiar para dar fluidez.

Comentarios