martes 1/12/20

El incendio de la nave de Cerceda obliga a abastecer el polígono con camiones cisterna

Los bomberos de los parques comarcales de Ordes y Carballo, junto a efectivos de Protección Civil y empleados municipales de Cerceda, tuvieron que acudir de nuevo ayer a la nave de reciclaje de aceite emplazada en el polígono de Acevedo
el incendio del martes se reavivó ayer de madrugada en la cubierta de la nave y quedó sofocado a las 16 horas	marema
el incendio del martes se reavivó ayer de madrugada en la cubierta de la nave y quedó sofocado a las 16 horas marema

  Los bomberos de los parques comarcales de Ordes y Carballo, junto a efectivos de Protección Civil y empleados municipales de Cerceda, tuvieron que acudir de nuevo ayer a la nave de reciclaje de aceite emplazada en el polígono de Acevedo que el pasado martes resultó destruida por un incendio. El fuego, que había quedado extinguido el día anterior a mediodía, se reavivó sobre las 4.40 horas de la madruga de ayer en la cubierta de la nave y mantuvo ocupados a las efectivos contraincendios hasta las cuatro de la tarde.

Pese a verse nuevamente afectada por las llamas, la cubierta e la edificación no se derrumbó, pero provocó que entraran en combustión los gases de un tanque-contenedor en el que había depositadas sustancias sin determinar.

Entre las medidas adoptadas a raíz del siniestro figuraron las de vaciar el depósito de agua que da suministro al parque industrial y a la población de la zona, que pasó a ser abastecida mediante camiones cisterna.

Análisis medioambientales > Desde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas informaron ayer que “no se están generando arrastres contaminantes” al río, ya que en la propia jornada del martes y nada más llegar al lugar, técnicos de Aguas de Galicia ordenaron que se cortase la salida de agua procedente de las labores de extinción a la red de pluviales, “por lo que desde ese momento se detuvo el vertido al río”. También se colocaron barreras de carbón activo, además de recoger el agua contaminada para llevarla a la planta de tratamiento de residuos de Sogarisa.

Técnicos de la Xunta tomaron asimismo muestras tanto en el punto de salida de la red de pluviales del polígono como a lo largo de los ríos de la zona para conocer el grado de afección que pudo producir el vertido en el río, resultados que estarán disponibles en cuestión de días.

 Camiones> Para sofocar el incendio que se reactivó ayer de madrugada los bomberos de Ordes movilizaron a tres camiones mientras sus homólogos del parque carballés acudieron con otro. Los vehículos se conectaron directamente a la red general hidrante del polígono y consumieron una cantidad importante de agua.

Finalmente, el operativo logró impedir que se viniese abajo la cubierta de la instalación, pero no pudo evitar que entraron en combustión los gases de uno de los tres tanques principales de la nave cuyo contenido exacto se desconoce. Técnicos especializados se dedicaron ayer a tratar de identificar la naturaleza de dichas las sustancias, y todo apunta a que la mayor parte de las emisiones procedían de vapor de agua.

A lo largo de la jornada de ayer también accedieron a las instalaciones efectivos de Policía Judicial de la Guardia Civil, y se desconoce si encontraron indicios de que el incendio pudiese ser provocado. Sobre el particular, el alcalde de Cerceda, José García Liñares, aseguró que todo parece indicar que se trata de un incendio fortuito, aunque se desconocen todavía sus causas exactas. El regidor también informó de que se habían realizado analíticas del agua del río Cabancos, que pasa a pocos metros de las instalaciones y confluye en el Lengüelle, donde se sitúa la captación que abastece al municipio, si bien por el momento se desconoce los resultados.

La primera autoridad, de todos modos, explicó que se tomaron medidas preventivas como proceder al vaciado del depósito de agua que abastece al parque empresarial y a la población del área, para evitar riesgos. Como consecuencia, se ha tenido que recurrir a camiones cisterna, que aportarán agua de forma periódica desde las poblaciones limítrofes de Abegondo y Ordes para llenar un depósito que requiere de unos 700.000 litros de agua al día para dar respuesta a las necesidades de la zona.

Comentarios