martes 1/12/20

Denuncian ante la Guardia Civil el envenenamiento de mascotas en las áreas verdes de Betanzos

Nano murió envenenado después de uno de sus paseos por las áreas verdes próximas al Mendo, entre As Cascas y O Carregal, en las inmediaciones de El Pasatiempo. Los análisis que le realizó la veterinaria arrojaron un nivel de transamisas tan elevado que, según la profesional

Los dueños de perros señalan O Valdoncel como una de las zonas en las que aparecieron “polvos blancos” | Patricia G. Fraga
Los dueños de perros señalan O Valdoncel como una de las zonas en las que aparecieron “polvos blancos” | Patricia G. Fraga

Nano murió envenenado después de uno de sus paseos por las áreas verdes próximas al Mendo, entre As Cascas y O Carregal, en las inmediaciones de El Pasatiempo. Los análisis que le realizó la veterinaria arrojaron un nivel de transamisas tan elevado que, según la profesional que lo atendió, incluso le hubiesen provocado la muerte a un niño, por lo que su dueña, que denunció el caso ante la Guardia Civil, informó también al Ayuntamiento de Betanzos. “Estamos hablando de algo muy grave porque, aunque entiendo que es un animal, imagina que le pase a un niño...”, explica la propietaria, Nicol Carro.


En las últimas horas se reunió con el titular de la Concejalía de Medio Ambiente, Antonio Vázquez Lorenzo, quien le reconoció que estaban al tanto de estos sucesos y que, de la misma manera que los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, los técnicos están indagando el origen del veneno, que algunos propietarios de perros vinculan con la aparición de “unos polvos blancos”, tanto en el entorno de los ríos como en las inmediaciones de los jardines contiguos a la Casa da Xuventude de Betanzos, en la calle de O Valdoncel.

Llamamiento
Nano, un yorkshire “precioso e inteligente”, es la única víctima o, cuando menos, el único caso denunciado ante la Guardia Civil. Pero a los responsables municipales les constan otros envenenamientos que, quizá por no acabar en muerte, no se denunciaron no en la Policía Local de Betanzos ni en la Guardia Civil.


Los propietarios de perros de los distintos barrios del centro de la ciudad están preocupados por la situación y hacen un llamamiento para advertir a otros dueños y a las autoridades de cualquier sustancia o movimiento sospechoso en Betanzos.

Comentarios