miércoles 5/8/20

El clan desarticulado en Monelos usó vigas para atrancar las puertas

La Policía Nacional se abrió paso con un ariete para llegar hasta los sospechosos de tráfico de drogas.
Los policías echaron abajo las puertas e incautaron las armas
Los policías echaron abajo las puertas e incautaron las armas

El clan de narcotraficantes radicado en Monelos había hecho de del número 2 del edificio de la calle del Camino de la Iglesia su refugio. Cuando la Policía Nacional asaltó el lugar el miércoles de la semana pasada, tuvo que usar arietes para abrirse paso a través de las puertas de los domicilios, que habían sido atrancadas con vigas de madera, lo que obligó a arrancar las puertas de su quicio Fueron ocho registros domiciliarios tanto en A Coruña como Ferrol y Sada y detuvieron a dieciséis sospechosos, todos de la misma familia..  

Tres generaciones de clan, de etnia gitana, se dedicaban a esta actividad. El centro de operaciones estaba en Monelos y por el momento, el trapicheo de drogas todavía no ha regresado, según la asociación de vecinos de O Castrillón, por lo que todos respiran más tranquilos después de haber tenido que soportar el problema durante años.

Lo cierto es que, a pesar de actuaron a las cinco y media de la madrugada para sorprender a los presuntos narcotraficantes, la Policía Nacional no consiguió hacerse con un alijo.

Sí se incautaron de sustancias estupefacientes, material de corte, cuatro vehículos y más de 10.000 euros en efectivo. Igualmente, se localizaron tres armas de fuego, una de ellas simulada y las otras dos de 9 mm. Estas armas se usan en ajustes de cuentas contra otros delincuentes, por lo que no se resistieron.

Desarticulado

A los dieciséis detenidos se les imputan delitos contra la salud pública y asociación ilícita. A cuatro de ellos se les imputan delitos de tenencia ilícita de armas, y a otro de ellos, blanqueo de capitales por la tenencia de tanto dinero en efectivo. Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, siendo decretado el ingreso en prisión de diez de ellos. De esta manera, la Policía Nacional da por desarticulado el clan.

La Jefatura Superior asegura que la investigación se inició hace varios meses, cuando indicativos policiales de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana detectaron en sus intervenciones la existencia de un punto de venta de drogas en la zona de Monelos aunque  los vecinos llevaban denunciándolo desde hace años, por la aparición de jeringuillas en los parques de la zona y la presencia de toxicómanos.

Las autoridades habían tratado de tranquilizar a los vecinos asegurándoles que estaban en ello y  fueron los investigadores de la Brigada Provincial de Policía Judicial los encargados de recabar las pruebas que permitieron la contundente acción de la semana pasada.

Comentarios