lunes 09.12.2019

La carrera solidaria de Aspronaga es ya un referente deportivo e inclusivo de la comarca

La carrera solidaria que todos los años celebra la entidad Aspronaga, en Oleiros, es ya un referente deportivo e inclusivo de la comarca coruñesa.

Los participantes en la carrera, al igual que los asistentes al acto, disfrutaron de una jornada festiva
Los participantes en la carrera, al igual que los asistentes al acto, disfrutaron de una jornada festiva

La carrera solidaria que todos los años celebra la entidad Aspronaga, en Oleiros, es ya un referente deportivo e inclusivo de la comarca coruñesa.
Más de 700 personas participaron ayer en este evento que tuvo lugar en el centro Ricardo Baró de Montrove y que para los participantes es una cita “especial y diferente en la que 69 personas con discapacidad intelectual acogen a casi un millar de convecinos en su casa”.
Esta iniciativa nació hace cuatro años con motivo del 25 aniversario del centro y se ha convertido en una forma excepcional de que personas con discapacidad intelectual, deportistas, vecinos y familias enteras convivan, ya que se trata de una carrera para todos, de 0 a 99 años y con todo tipo de capacidades.
 

Colaboración
Esta carrera popular está organizada por Aspronaga pero cuenta con la inestable colaboración del Ayuntamiento de Oleiros, Club Atletismo Sada, Eroski, Gadis y Frutostel.
La prueba contó con diferentes categorías: absoluta para mayores de 18 años, categorías menores y prueba adaptada. Precisamente, esta última fue el momento más emocionante de la mañana pues los corredores no dudaron en empujar sillas de ruedas, dar la mano o acompañar a los deportistas con alguna que otra dificultad motriz para finalizar una competición igualitaria.
El centro Ricardo Baró se fundó en septiembre de 1989 con el objetivo de hacer realidad el derecho de las personas con discapacidad intelectual gravemente afectadas a ser independientes.
A día de hoy cuenta con 69 residentes que participan en actividades de tipo lúdico, cultural y deportivo, tanto en el propio centro como a nivel comunitario.
“Todo ello gracias a los profesionales que demuestran un enorme compromiso y una creencia absoluta en los derechos de las personas con discapacidad intelectual”, apostillan desde la organización.

Comentarios