sábado 28/11/20

CAMBRE - La piscina de A Barcala podría abrir al público antes de que acabe el año

El Ayuntamiento de Cambre informó ayer del buen ritmo al que avanzan las obras de la piscina de A Barcala, unos trabajos que esperan terminar a finales de este año de tal manera que antes del período navideño pueda abrirse al público.
 

Imagen del estado exterior de la instalación
Imagen del estado exterior de la instalación

El Ayuntamiento de Cambre informó ayer del buen ritmo al que avanzan las obras de la piscina de A Barcala, unos trabajos que esperan terminar a finales de este año de tal manera que antes del período navideño pueda abrirse al público.
La actuación consiste en la reparación parcial de la cubierta, lo que evitará, como explicaron, las filtraciones de agua que fueron detectadas. Asimismo, se realizan trabajos de tipo estructural y estético en el interior de la piscina.
En la jornada de ayer, el alcalde cambrés, Óscar García Patiño, visitó la marcha de las obras acompañado por técnicos municipales para comprobar el estado de las mismas, que empezaron a ejecutarse a principios de esta semana.
El regidor recordó que la obra ya se inició con el Gobierno local anterior, pero que aquel proyecto no previó la reparación de la cubierta, “uno de los principales males de la instalación”.
Los trabajos, recuerda el actual Ejecutivo municipal, costaron 300.000 euros, no dedicaron “ni un solo euro a paliar su principal mal, su impermeabilización”.
Entonces se desarrollaron, entre otras cosas, mejoras de los vestuarios –“en los que se ha llevado a cabo una nueva distribución”–, de los techos interiores de la sala de la piscina y del sistema de ventilación y otro de climatización. El mayor cambio que se van a encontrar los usuarios, señaló el alcalde, es el ambiente en el interior de la instalación, con una notable disminución de la humedad y de la condensación.

Comentarios