jueves 3/12/20

Arteixo apoya el plan industrial de Ferroatlántica para su sede en Sabón

La corporación municipal de Arteixo aprobó ayer –con los votos a favor de PP, PSOE y TeGa y la abstención del BNG– mostrar su apoyo al plan industrial de Ferroatlántica para su factoría en Sabón, un documento que ha firmado más del 60% de la plantilla

A la sesión acudieron trabajadores de las factorías
A la sesión acudieron trabajadores de las factorías

La corporación municipal de Arteixo aprobó ayer –con los votos a favor de PP, PSOE y TeGa y la abstención del BNG– mostrar su apoyo al plan industrial de Ferroatlántica para su factoría en Sabón, un documento que ha firmado más del 60% de la plantilla y que prevé la creación de 90 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos gracias a una nueva planta de silicio solar en el municipio.


Fueron, precisamente, los trabajadores de Ferroatlántica y Ferrosolar en Arteixo quienes pidieron la celebración del pleno extraordinario de ayer, al que acudieron un centenar de empleados. Los representantes de estas empresas, Fran Blanco y Carlos Abelenda, intervinieron en la sesión para pedir el apoyo de los concejales en un asunto en el que están en juego sus puestos de trabajo. “A nosa motivación é o mantemento dos empregos e o crecemento no futuro, porque a nosa fábrica está perdendo competitividade fronte ás factorías de Francia”, resaltó Blanco, mientras que Abelenda añadió que este plan traerá consigo una inversión de 42 millones en las instalaciones y que “esta é a única saída” que tienen los trabajadores.


La firma Ferroatlántica se encuentra ahora a la espera de que la Xunta autorice la segregación de las actividades productivas de la empresa y revoque la obligación de mantener unidas las fábricas de ferroaleaciones y las centrales eléctricas. Su intención es vender el negocio hidroeléctrico en los ríos Xallas y Grande y ejecutar un plan industrial de futuro con una nueva planta de silicio solar en Arteixo y la modernización de las naves de Cee y Dumbría.


Preocupación
El alcalde, Carlos Calvelo, recordó otros procesos “dolorosos” y similares a este de Ferroatlántica en Sabón, los de Emesa y Perfialsa, que acabaron con el cierre de las fábricas y la plantilla despedida. “Me preocupan los trabajadores de Ferrosolar, que sin este plan pueden acabar en la calle, y que diez años de I+D llevados a cabo en Sabón se tiren por la borda”, dijo Calvelo, en relación a las innovaciones en silicio solar realizadas por la firma.


Por su parte, Martín Seco, portavoz del PSOE, apuntó que “un concello sen emprego, que viva só dos servizos ou dunha soa empresa como Inditex, pode acabar na ruína”, mientras que Charo Figueiras, de Terra Galega, acusó a la Xunta de “mirar para outro lado” y demorar su respuesta sobre la segregación de las actividades productivas.


El BNG decidió abstenerse por falta de documentación sobre el acuerdo y señaló que está en contra de la venta de las centrales hidroeléctricas. Los trabajadores presentes en el salón de plenos recriminaron esta actitud y aplaudieron la postura a favor de PP, PSOE y TeGa.

Comentarios