miércoles 21/10/20

El Ajema confía en que la primera F-110 pueda entrar en servicio en 2022

El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río, realizó ayer una visita al Arsenal, la Escuela Antonio de Escaño y otras instalaciones militares, cumpliendo con su agenda de contactos periódicos con las diferentes unidades y servicios de la Marina en Ferrol.

Diferentes momentos de la visita del almirante Jaime Muñoz-Delgado a la Escuela Antonio de Escaño      J. Meis
Diferentes momentos de la visita del almirante Jaime Muñoz-Delgado a la Escuela Antonio de Escaño J. Meis

El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río, realizó ayer una visita al Arsenal, la Escuela Antonio de Escaño y otras instalaciones militares, cumpliendo con su agenda de contactos periódicos con las diferentes unidades y servicios de la Marina en Ferrol. En el transcurso de la misma expresó su confianza en que la puesta en servicio de la primera F-110 pueda producirse en el año 2022, o 2023 a lo sumo.

“El Gobierno ya ha dicho que quiere abrir un nuevo ciclo inversor –señaló el Ajema–; y uno de los programas estrella de la Armada son las F-110, que sustituirían a las F-80”. Jaime Muñoz-Delgado reconoció que este tipo de programas de construcción naval militar son lentos, pero señaló que la Armada ya ha hecho los requerimientos para la construcción del futuro buque de escolta y que “ahora el Ministerio de Defensa tiene que transformar esos requerimientos en viabilidad”.

Líneas generales

Estas expectativas acaban de ser plasmadas también en la revisión del documento “Líneas Generales de la Armada”, donde se indica que “en los próximos meses, la prioridad será colaborar activamente con la Dirección General de Armamento y Material, con el objetivo de que estemos en condiciones de firmar la orden de ejecución en el momento en que así lo decida el Gobierno”. La versión inicial de este documento, que data de 2012, situaba entre 2025 y 2060 el margen temporal para la puesta en servicio de las F-110, por lo que las actuales previsiones adelantan dos o tres años esa fecha. En estos momentos, la planificación que manejan la Armada y el Ministerio de Defensa sitúa en este año 2015 la firma de la orden de ejecución.

El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada respondió a  las preguntas de los periodistas después de pasar revista a la fuerza bajo los soportales de la Escuela de Especialidades Antonio de Escaño, donde se refugió de la fina lluvia.

Jaime Muñoz-Delgado declinó hacer comentarios sobre la carta que, según trascendió recientemente, ha dirigido al Ministerio de Defensa quejándose de los recortes en prestaciones sanitarias que el personal de la Armada sufre con el nuevo concierto del Isfas. Señaló que se trata de una “carta interna” y preguntado sobre el conflicto de Cleanet puede responder también a una política de recortes, consideró que este asunto no es presupuestario sino de otro tipo, “porque el Ministerio está pagando religiosamente”. Achacó la situación a la empresa y aludió a que se está trabajando en su solución.

En cuanto a otras posibles inversiones en las instalaciones de la Armada en Ferrol, el Ajema aludió a que “la situación económica es la que es y hay que ser realistas”. Abogó por gastar lo mejor posible los fondos que ponen a disposición de la Marina los ciudadanos y “priorizar”.

Recorrido

La de ayer fue la quinta visita oficial de Jaime Muñoz-Delagado y Díaz del Río al Arsenal de Ferrol. El Ajema fue recibido allí a primera hora de la mañana por su Almirante Jefe, el vicealmirante Manuel Garat Caramé, y después, sobre las nueve y media, llegó a la Escuela de Especialidades Antonio de Escaño, donde lo esperaba el Almirante Director de Enseñanza Naval, el contralmirante Aniceto Rosique Nieto.

Su recorrido por Ferrol incluyó ayer, además de las dependencias citadas, el Grupo de Acción Naval 1 y la Escuela de Especialidades Fundamentales de la Estación Naval de A Graña (Esengra). La visita terminó con una reunión de trabajo con los mandos y autoridades de la Armada en la ciudad.

Pese al mal tiempo, el Ajema se declaró ante los medios de comunicación gratamente encantado de volver a Ferrol, una ciudad en la que vivió y a la que le unen fuertes lazos.

Comentarios