La vigilancia impide un hurto en la sede central de Abanca en rúa Nova

Durante la mañana se produjo un incidente en la sede de Abanca en rúa Nova: los empleados detectaron que unos clientes se comportaban de manera extraña, y resultaron ser ladrones que trataban de robar al descuido. 


Al parecer, la banda de cuatro componentes actuó de la siguiente manera: mientras unos intentaban despistar a los empleados alegando que el cajero automático de la entrada no funcionaba, otros husmeaban por los mostradores en busca de dinero en metálico u otro objeto de valor. 


Todo ocurrió en unos segundos, y se marcharon rápidamente, pero su forma de comportarse escamó a los empleados, que revisaron las grabaciones. Fue así como se dieron cuenta de la intentona.

La vigilancia impide un hurto en la sede central de Abanca en rúa Nova

Te puede interesar