lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

“Es vergonzoso, inaceptable e injusto”, sentencian los vecinos del Orzán, en A Coruña, ya al límite

Vistas de locales en el cruce de las calles Sol y Socorro | AEC

Los vecinos del Orzán cuentan con nuevas evidencias que ponen de manifiesto “las vergüenzas” de un barrio que este año lucha más que nunca por su derecho al descanso. “Es vergonzoso, es absolutamente injusto e inaceptable”. Con esta afirmación, el presidente de la asociación de vecinos, José Luis Méndez, relata lo ocurrido en las noches de este fin de semana: ruido “infernal”, gritos y orines en vía pública, entre otros comportamientos incívicos. Todo ello grabado en seis minutos que muestran “las vergüenzas de un Ayuntamiento ineficaz”.

 

Los hechos


Tan solo seis días después de que la Valedora do Pobo admitiese a trámite dos nuevas denuncias de los residentes de este barrio, el portavoz vecinal asegura que “a la alcaldesa se le llena la boca diciendo que el ocio nocturno es perfectamente compatible con el derecho al descanso nocturno de los ciudadanos. Se vanagloria de que la Policía Local controla la salida de los locales para evitar las molestias a los vecinos”. 
 

Con esta introducción, en un comunicado enviado ayer, Méndez insta a revisar tres videos grabados durante la madrugada del sábado, 26 de noviembre, a la vez que relata lo que ocurre en los mismos. En el primero, dice, “una patrulla de la Policía Nacional pasa a las 04:46 de la madrugada del 26 de noviembre por la calle Socorro, pero ni se para. En el video se puede escuchar el ruido de las botellas de vidrio siendo estampadas contra el suelo”.

 

Denuncias


En la segunda grabación, donde se recogen imágenes del cruce de la calle Sol con Socorro a las 04.50 horas de la misma madrugada, “la Policía Local hace acto de presencia mientras un centenar de individuos cantan, gritan y rompen las botellas contra el suelo. Hasta un individuo ignora totalmente la presencia de la Policía y se pone a mear delante de sus narices. El policía acude, habla con él, pero no lo sanciona”. Fuentes municipales, sin embargo, aseguran que sí se interpuso sanción.


En el tercero y último, a las 04.52, los agentes de la Policía Local “abandonan el lugar, reconociendo su impotencia para hacer cumplir las ordenanzas municipales. Abandona a los vecinos a continuar sufriendo el ruido infernal que, según el sonógrafo del Ayuntamiento instalado en ese punto, marca 87 decibelios en ese momento. Tres veces lo permitido por la legislación local y española”.


Tras repasar lo vivido el sábado, y con el respaldo de la Valedora, el presidente de los vecinos del Orzán lanza una pregunta a la alcaldesa, Inés Rey. “¿Es esto lo que usted quiere para su ciudad? Pues lléveselo para su vecindario porque los vecinos del Orzán no lo queremos”, sentencia. 

 

Una vez más, los residentes del barrio exigen mayor presencia policial y que se garantice el cumplimiento de las ordenanzas para evitar aglomeraciones, así como el control del botellón o, más bien, “cientos de botellones que se celebran en las plazas, soportales y calles de la zona”. Además, piden “que los políticos de esta ciudad abandonen su pasotismo porque son responsables de un grave problema de salud. Hay cientos de vecinos tomando pastillas para dormir y poniéndose tapones en los oídos para dormir, sufriendo períodos de ansiedad y trastornos psicológicos”.
 

El Gobierno local, por su parte, enumera hasta cuatro sanciones interpuestas en la señalada madrugada del sábado, lo que confirma el incremento del número de agentes de la Policía Local y la actuación contra locales que no cumplen la normativa.

“Es vergonzoso, inaceptable e injusto”, sentencian los vecinos del Orzán, en A Coruña, ya al límite

Te puede interesar