Una ventana abierta a la biodiversidad en pleno Obelisco

Una mujer pasando ante una de las imágenes expuestas en el Obelisco | Quintana

El Obelisco abrió ayer una gran ventana a los espacios del planeta con una mayor biodiversidad, a través de la exposición fotográfica “De polo a polo. Un viaje fotográfico por los últimos paraísos naturales del planeta”.

La muestra está organizada por la Fundación La Caixa, en colaboración con el Ayuntamiento de A Coruña y la Xunta, esta última en el marco del Xacobeo 21-22. Se compone por un total de 52 imágenes, de gran formato, tomadas por prestigiosos fotógrafos de National Geographic y se podrá visitar hasta el 2 de mayo.

La exposición busca acercar la amplia biodiversidad del planeta a los ciudadanos de a pie, al tiempo que busca concienciar acerca del impacto que los seres humanos tienen sobre los mismos.



Arte y ciencia en la calle


Ayer tuvo lugar la inauguración, con un acto en el que participaron la delegada de la Fundación La Caixa en Galicia, Susan Santos, la directora comercial de Caixabank en Galicia, Marta Albela, el comisario de la exposición, Javier Gómez, y el concejal de Turismo y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento herculino, Juan Ignacio Borrego.


Se trata de un viaje por el mundo a través de instantáneas
de animales y parajes recónditos 




Santos destacaba que esta actividad se enmarca dentro de un programa que busca acercar el arte y la ciencia a la calle. Se trata, según la delegada de la fundación, de un “viaje fotográfico que descubre los espacios naturales más increíbles de la Tierra”.

La muestra busca también la reflexión, en concreto, tal y como apuntaba Santos, acerca del peligro al que están sometidas las diversas especies que habitan los espacios fotografiados y expuestos.


La exposición busca también la reflexión de la ciudadanía acerca del impacto de los seres humanos 


Contará con visitas guiadas, los sábados en gallego y los domingos en castellano. Además, apelaba a visitarla en horario nocturno, ya que la iluminación dispuesta en torno a las imágenes “potencia su color”.

El comisario de la exposición remarcaba que las imágenes permiten conocer el patromonio natural y mostraba su esperanza de que la conservación se convierta en “tema de debate diario”. Al tiempo, Borrego hacía hincapié en como las fotos muestran el “impacto” que genera el ser humano y el “impacto” por la pérdida de especies. Se trata, por tanto, de una suerte de “viaje sobre la propia evolución”. 

Una ventana abierta a la biodiversidad en pleno Obelisco

Te puede interesar