Los vecinos de Matogrande presentarán alegaciones a los presupuestos

Vista general de la calle de Enrique Mariñas, en Matogrande | quintana

Los vecinos de Matogrande presentarán alegaciones a los presupuestos municipales tras comprobar la falta de fondos destinados al barrio. Recuerdan la necesidad de llevar a cabo diferentes actuaciones en sus calles, algunas de ellas consideradas como “urgentes”.

“Cosas tan sencillas como la pantalla acústica, el parque prometido en los terrenos antiguos de Naturgy o una simple nueva acera en Enrique Mariñas que pedimos y nunca tuvo respuesta”, asegura el presidente de la entidad vecinal, Esteban Velasco.

La pantalla acústica para paliar el ruido de la avenida de Alfonso Molina sigue en boca de la asociación y el portavoz de los vecinos indicó hace un par de meses que tan solo faltan unos árboles para terminarla, algo que aliviaría el día a día de muchos residentes.

El tráfico de la avenida supone un problema de contaminación acústica y ambiental para Matogrande. La pantalla vegetal, que se sitúa entre la pasarela peatonal y el edificio Coruña Sport Center, ayudaría a los vecinos a disfrutar con más tranquilidad del espacio verde allí indicado, así como de los paseos y la vida en el distrito.


La entidad vecinal demanda la instalación de bandas rugosas  en la calle de Enrique Mariñas 



Además, Enrique Mariñas, la calle más próxima a la pantalla, es escenario de otras dos peticiones de la entidad. Por una parte demandan la instalación de bandas rugosas en la calzada para que obliguen a disminuir la velocidad de los coches, y por otra la instalación de una acera en el extremo de la zona verde que allí se localiza.

“Le pedimos hace unos meses al que ahora es el nuevo concejal de Urbanismo, Fran Dinís, que instalase las bandas rugosas para evitar que los coches que salen de un taller cercano sean probados en esa recta de la calle, pero hasta hoy sigue igual. Además, hizo una visita a la propia zona para ver en primera persona el parque en el que solicitamos terminar la acera, pero no hemos tenido noticias”, explica Velasco. No solo eso, el presidente de los vecinos comenta la necesidad de “empezar con el parque del Ayuntamiento que antes eran depósitos de gasoil de Naturgy”. El Gobierno local anterior realizó en 2018 un dossier de propuesta para convertir esta actual zona verde ocupada por instalaciones de almacenamiento de combustible en una área recreativa y deportiva pública para uso y disfrute de los vecinos.



Proyecto


Por aquel entonces, la idea planteada para estar parcela era dotarla de una zona de reposo y esparcimiento de la población mediante zonas arboladas y ajardinadas. Actualmente la zona está ocupada por una instalación de almacenamiento de combustible de gas o gasoil abandonada y sin uso.

La zona cuenta con un espacio llano y libre de gran amplitud y con grandes posibilidades para su uso público como zona de juegos, áreas deportivas, merenderos o zonas de descanso.

Velasco no se olvida de Xuxán. Las obras de urbanización del barrio de Xuxán comenzaron a finales del mes de enero, pero los vecinos denuncian la tardanza a la hora de llevarlas a cabo. “No están muy contentos porque dicen que los trabajos van lentos. Han comenzado por los jardines y las barandillas, es decir, lo principal, que es la unión con Matogrande, va para largo”, considera Velasco. Las obras, que suponen una inversión superior a los 11,6 millones de euros, cuentan con un plazo de ejecución de 18 meses. 

Los vecinos de Matogrande presentarán alegaciones a los presupuestos

Te puede interesar