Vecinos y clientes de Asalina despiden a Begoña Chico

Begoá Chico arropada por familiares y amigos / Patricia G. Fraga

Vecinos de la zona y clientes de la carnicería Asalina, sita en el 268 de la avenida de Finisterre, rindieron ayer homenaje a Begoña Chico Fernández, que se jubila y dejará el negocio. Un nutrido grupo de personas se acercó ayer, a última hora de la tarde, a despedir a Chico, en un emotivo acto de homenaje y despedida que contó incluso con la música de varios gaiteiros, que amenizaron el final de la tarde en el entorno de la avenida. 

Vecinos y clientes de Asalina despiden a Begoña Chico

Te puede interesar