viernes 23/10/20

El sorteo del Niño deja un pellizco del Segundo en el Carrefour de Lavedra

Eran las doce y media de la mañana y en el Carrefour de Alfonso Molina no había ni un alma. Sin embargo, la suerte caía al otro lado de la verja, donde se pasean a diario carritos de la compra y la gente recorre pasillos interminables de comida.

La sucursal repartió 200.000 euros hace dos años por el Niño

Eran las doce y media de la mañana y en el Carrefour de Alfonso Molina no había ni un alma. Sin embargo, la suerte caía al otro lado de la verja, donde se pasean a diario carritos de la compra y la gente recorre pasillos interminables de comida. Ni rastro humano. No como hace dos días cuando los Reyes Magos más rezagados abandonaron el centro comercial sin saber que allí, en la administración de loterías número 44 tenían guardado el mejor de los regalos, que se dio a conocer al mediodía en medio de una lista con un sinfín de lugares, donde también entró Ferrol, Lugo y Ourense, Burela, O Porriño y Guitiriz. 

Y es que el sorteo del Niño quiso repartir mucho los euros en juego con el Segundo de sus galardones, con 75.000 euros el décimo y 750.000 euros la serie porque el primero 05685 se fue íntegro hasta Bilbao. Nada que ver con el 18442, que se dividió en pellizquitos de norte a sur. Fue caprichoso e igual que se detuvo en Lavedra, donde se despachó un boleto, pasó de largo por la franja norte para detenerse en Burgos, subir a Guipuzcoa, tocar la ciudad condal y bajar hasta Alicante para acabar en Granada y Jaén. Esta vez, la celebración descorchando champán se hizo de puertas para dentro en A Coruña porque al estar encajonado en el edificio, los loteros no pudieron  acudir al momento brindis. Tampoco se enfundaron la camiseta de “aquí se vendió el Segundo”, cosa que sí pasó en la vecina Vilalba donde la fortuna quiso contagiar a un jugador más, también del segundo en un bar de nombre Estudiante. Quizá tuvo que ver el hecho de que muchos se apuntaran al carro de la suerte y fueran a la capital chairega tras ver cómo llovían los millones el pasado 22. 

Carrefour abrirá hoy. Así que la administración que hace justo dos años dio un Primer Premio acabado en cuatro, volverá a pegar por la mañana los carteles que advierten que al azar le gusta el establecimiento. Es probable que el agraciado se deje ver para confirmar que además del pijama y las zapatillas, los Reyes le dejaron 75.000 euros. 
Porque el sorteo del 6 de enero es más repartidor que el del 22 muchos coruñeses recibieron a golpe de terminaciones el ansiado “aguinaldo” que dejan los de Oriente. En Pescados Víctor y Paqui de la plaza de Lugo o en el despacho del barrio de Os Castros se dieron pequeñas alegrías para que la cuesta de enero no sea tan empinada.

Comentarios