El segundo Presco moviliza ventas por valor de tres millones de euros

Ambiente comercial en la plaza de Lugo en la víspera de Reyes | quintana

La segunda edición de la campaña de los bonos de consumo del Plan de Reactivación Económica y Social de A Coruña (Presco) finalizó el día 31 de diciembre con un balance de 718.830 descuentos, promoviendo ventas en la ciudad por un valor de 3.035.379 euros.

El Gobierno local, que activó este segundo plan de incentivos al consumo el 15 de septiembre, con un presupuesto de 985.000 euros, destinó 400.000 al pequeño comercio por medio del Bono Comercio, que consumió su importe al 100%; 235.000 para el Bono Cultura; otros 200.000 al de hostelería; 100.000 euros para el Bono Estética, que también agotó su presupuesto; y 50.000 euros para el taxi.

La alcaldesa, Inés Rey, destacó la satisfacción del Ejecutivo municipal con el funcionamiento de esta iniciativa que “mostró el compromiso del Ayuntamiento con la reactivación económica de la ciudad y con los sectores que más sufrieron como consecuencia de la pandemia”. En total, unos 710 comercios de toda la ciudad participaron en la segunda edición de esta campaña y, hasta el 31 de diciembre, 50.831 coruñeses descargaron los bonos. Cada establecimiento contó con un límite de 5.000 euros de descuentos, una cifra a la que llegaron cuarenta pequeños comercios.

Entre ellos, 26 fueron locales adscritos al sector cultural (librerías, tiendas de música y fotografía); nueve fueron tiendas de ropa y ferreterías; dos establecimientos de estética (manicura y pedicura); y, por último, otros dos negocios de hostelería.



Ventas en comercio



Tras el paso de la campaña de Navidad y Reyes, desde la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC) consideran todo un “éxito” el resultado de las ventas. El tesorero de la entidad, Abel Caballero, explica que “el buen tiempo ha propiciado, sin duda, las compras en el comercio local”.

Eso sí, desde que el Plan de Reactivación Económica y Social de A Coruña llegó a su fin, el comercio de proximidad notó un pequeño parón en las ventas, pero la llegada de cruceros es otro aspecto que ayuda mucho al sector, ya que los turistas dinamizan mucho la actividad en el centro de la ciudad.

“La gente vuelve a confiar en el regalo más original y comprar en el comercio local es sinónimo de que será un regalo casi único, justo lo contrario que comprar en las grandes superficies, que luego todo el mundo tiene la misma sudadera”, añade.


A día de hoy, Caballero aclara que el gran competidor del pequeño establecimiento de la ciudad es el comercio online, “pero contra eso poco se puede hacer”, afirma. l

El segundo Presco moviliza ventas por valor de tres millones de euros

Te puede interesar