El quiosco Down Experience amplía su oferta ante el éxito de la iniciativa

Imagen del día de la apertura del quiosco Down Experience, el pasado mes de junio | javier alborés

El quiosco Down Experience le ha dado una nueva vida a la plaza de Ourense y así lo demuestra el reguero constante de personas que pasan por el puesto para probar alguna de las preparaciones estrella, como el bocata de calamares. Ante el éxito de la iniciativa, el quiosco amplía su carta de productos para, tal y como explican, que no pare de crecer la clientela y el equipo que conforman.


El producto más destacado y demandado del puesto es el mencionado bocata de calamares, que se puede pedir para llevar o consumir allí mismo, acompañado de salsa, como el ali-oli, ali-oli negro o la salsa tártara.


Pero la carta crecerá ahora, ofreciendo nuevas propuestas dulces y saladas. El equipo acaba de incorporar productos como los langostinos crujientes servidos en pinchos, tres nuevas variedades de croquetas (de boletus, de espinacas y de langostinos, pero sin que falten las ya tradicionales de jamón).


Entre la selección de salados, también se pueden escoger otras variedades de bocadillos como el de tortilla o paleta ibérica, así como sus opciones en versión montadito, o las tapas de ensaladilla rusa y tortilla.


Pero la oferta también llega a los paladares más dulces, donde se puede escoger entre dos vairedades de cruasán (vienés o argentino), tarta de queso con mermelada de frutos rojos, tarta de lima y merengue, bombas rellenas de crema de chocolate y cacahuetes coronadas con un pedazo de Kinder Bueno, brownie o tostadas, aunque también hay espacio para un clásico, como el chocolate caliente con churros.


Inicio y repercusión

El quiosco abrió sus puertas al público el pasado mes de junio. En aquel momento el presidente de Down Coruña aseguraba que las primeras personas se acercarían por curiosidad, pero que las querían conquistar con “calidad”. Y así parece que está siendo, porque las colas ante el puesto suelen ser frecuentes, así como las mesas llenas de gente, motivos que han llevado a esta ampliación de su oferta gastronómica.


Y el éxito no solo se circunscribe a la ciudad, sino que traspasó fronteras, tal y como se pudo apreciar el pasado mes de octubre, cuando invitaron a una representación del Down Experience al Miniautre Pintxos Congress de Vitoria (País Vasco) para explicar al público vasco y nacional su propuesta.

El quiosco Down Experience amplía su oferta ante el éxito de la iniciativa

Te puede interesar