El pleno debatirá los usos de la Medusa y su permanencia en el puerto coruñés

La Medusa, en su ubicación en el muelle del Centenario | Quintana

El futuro de la Medusa de descarga de carbón en el puerto coruñés sigue suscitando debate sobre sus usos o incluso su ubicación, a pesar de que sus grandes dimensiones haría harto complicado su traslado o instalación en un nuevo emplazamiento. El debate llegará al pleno del Ayuntamiento de A Coruña, que en su próxima sesión tendrá que tratar ese futuro.


El grupo municipal de la Marea Atlántica es quien ha presentado la moción para debatir este asunto. En su posición, defienden que la cúpula se mantenga en su ubicación, recatando los planteamientos surgidos del concurso de ideas que convocó el anterior Gobierno local para desarrollar el futuro de los terrenos portuarios de la ciudad.


En esas ideas, se planteaba que la Medusa, una estructura singular, bien asentada en el muelle y que forma ya parte de una estampa característica (algo que también reconocía estos días la alcaldesa, Inés Rey, al referirse a la misma como “parte del “skyline” coruñés” o un “símbolo de la ciudad) se destine a usos múltiples sin cambiar su emplazamiento. Se abogaba, por tanto, por su rehabilitación para convertirla en un espacio polivalente.


Dentro de esa polivalencia se proponían ideas diversas, desde la creación e un auditorio o una sala de exposiciones, hasta la propuesta de convertirlo en una suerte de museo portuario, al estilo de los existentes en los puertos de Hamburgo o Dunquerque. La idea de mantener la enorme cúpula en su actual emplazamiento también barajaba la puesta en marcha de una escuela de artes circenses o escénicas.


La idea del museo también la rescataba esta semana la asociación vecinal Oza Gaiteira Os Castros, que propone que se dedique el espacio al recuerdo de las artes pesqueras, así como a las de la industria o al comercio portuario.


Estructura pesada

La Marea defenderá, por tanto, su mantenimiento y uso multidisciplinar en el mismo lugar para el que fue diseñado, como es el muelle del Centenario.


La idea se contrapone a la propuesta surgida estos últimos días, en la que se planteaba su desmontaje y traslado a otro punto de la ciudad.


La propia regidora coruñesa recordaba el pasado miércoles que las enormes dimensiones que tiene la instalación, de unos 115 metros de diámetro, hace que sea especialmente complicado encontrar un espacio para una posible ubicación más allá de la actual. “Es una estructura enorme que tiene además un peso elevado y por tanto hay que estudiar bien una eventual ubicación”, aseguraba Rey, que, por otro lado, dejaba claro que su utilización para otros usos es de su agrado.


A este último respecto destacaba lo positivo que sería para la ciudad disponer de un espacio como la Medusa para la realización de eventos, tanto deportivos, como musicales.

El pleno debatirá los usos de la Medusa y su permanencia en el puerto coruñés

Te puede interesar