La plantilla de Policía aumenta, pero la presencia de patrullas seguirá siendo baja

Agentes de la Policía Nacional, en labores de vigilancia en el polígono de A Grela | javier alborés

El verano es la época por antonomasia para tomar vacaciones, y eso incluye a los funcionarios de la Policía Nacional, que ven disminuir sus efectivos. Normalmente se trata de paliar la carencia con agentes en prácticas, que no pueden cumplir exactamente las mismas funciones que los que han jurado el cargo. Pero este verano, debido a lo que el Gobierno central ha publicitado como una de las mayores ofertas públicas de empleo, se sumarán a la plantilla cerca de treinta nuevos agentes que pasan a engrosar las listas. De esta manera, 2022 será el primer año en mucho tiempo en que se incremente el número de funcionarios policiales en A Coruña. Pero eso no se traducirá en una subida importante de patrullas en las calles, como les gustaría a muchos coruñeses. 
 

Se estima que con los nuevos refuerzos la presencia de la Policía Nacional en las calles pueda aumentar en ocho agentes, lo que significaría uno por turno. En total, los refuerzos que se incorporarán este año incluyen cerca de diez oficiales, algo más de veinte agentes y dos subinspectores, pero algunos de ellos ya se encontraban destinados aquí, en comisión de servicios.

 

Recién llegados

Los recién llegados se dieron de baja de sus anteriores plantillas el 10 de junio y ya se encuentran en la ciudad. Muchos de ellos son gallegos, cuando no coruñeses, y la mayoría lleva más de diez años en el Cuerpo Nacional. Pero, como ya se ha dicho, el refuerzo de personal que anunció el Gobierno central, y que hará que la plantilla herculina supere el 100%, no se traducirá en más vigilancia.
 

Conviene recordar que, a raíz de la publicación por parte del Ministerio del Interior de las últimas estadísticas de criminalidad, correspondientes al primer trimestre de este año, y que mostraban un aumento significativo de la delincuencia, casi todos los sindicatos policiales –entre ellos CEP, SPP, SUP y UFP– se sumaron a un comunicado conjunto en el que apuntaban como una de las causas de este aumento de los delitos la falta de presencia policial en las calles coruñesas.
 

En efecto: en los últimos años, la presencia del 091 en A Coruña no ha dejado de reducirse por falta de personal. La ciudad llegó a contar con solo el 80% de su plantilla, pero estimaciones de los sindicatos apuntan a que en dos años la Oferta Pública de Empleo superará el 100%. La de este mes no es más que la primer inyección de personal.
 

El problema que sufría hasta ahora la Policía Nacional era que el número de policías de reemplazo nunca llegaba a cubrir las bajas causadas por las jubilaciones o prejubilaciones, de manera que cada año se perdían, como mínimo, media docena de miembros, aunque la cifra variaba mucho de año en año, dependiendo de cuántos policías decidieran optar a la prejubilación.

 

Desplazados

Todavía a día de hoy, la Policía Nacional apenas supera los 700 efectivos (cuando la plantilla deberían rondar los 800), a lo que hay que sumar las Unidades de Intervención Policíal (UIP) o antidisturbios, aunque estos se encuentran desplazados a menudo a otros puntos del país con motivo de grandes manifestaciones u otro tipo de eventos, y que ascienden a unos 150 efectivos. 
 

A esto hay que añadir que, según Jusapol, la escala ejecutiva está sobredimensionada: “Hay casi tantos jefes como gente en la calle trabajando”, protestaba un delegado sindical. Y demasiados pocos agentes de patrulla en las calles de la ciudad.

La plantilla de Policía aumenta, pero la presencia de patrullas seguirá siendo baja

Te puede interesar