El personal del IMCE reclama más presupuesto para cubrir las vacantes

Uno de los puestos a cubrir es la plaza de dirección del teatro Colón | AEC

El personal del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) presentó la pasada semana alegaciones a los presupuestos municipales para el presente 2022, ya que pese al aumento de las cantidades previstas para el organismo, la partida destinada al personal no ha seguido el mismo camino, a pesar de la necesidad de cubrir los puestos que han ido quedando vacantes.


Desde el ente se gestionan las fiestas de la ciudad, además de espacios como el Coliseum, el teatro Rosalía de Castro, el Colón, el Forum Metropolitano y el Ágora. Actualmente, indican que el cuadro de personal lo conforman solo ocho personas, cuando en el pasado llegaron a ser catorce.


Con el paso del tiempo, se han ido acumulando las jubilaciones, así como las marchas de diferentes miembros del cuadro que no se han ido supliendo. Apuntan a que actualmente hay cinco plazas vacantes sin comisionar (las direcciones del Forum, del Colón y de las fiestas, así como la jefatura y auxiliar de mantenimiento) y “para provisionalas, teñen que estar consignadas nos orzamentos”. Estas plazas estuvieron presupuestadas, pero no se llegaron a ofertar, apuntan desde el cuadro de personal del IMCE.


Alguna de ellas están contempladas para este nuevo curso, aunque solo para una parte del año. Es el caso de la dirección del Forum (vacante desde hace varios años) y la del Colón (vacante desde abril de 2021). Este último es un caso especial, ya que el puesto está supeditado a los convenios de gestión que se firman entre el Ayuntamiento y la Diputación (propietaria del recinto). El puesto del Colón quedó vacante cuando su directora sustituyó al director del área de Cultura hace justo un año, aunque desde el Gobierno local aseguraban a principios de año que las bases para la convocatoria del puesto ya estaban listas.


Trabajadores multitarea

El personal del IMCE asegura que su trabajo es “atender a acción cultural” de la ciudad, algo que cada vez les resulta más complicado, ya que tienen que atender más frentes, “cada vez somos máis multitarea”, explican.


La situación no solo afecta a un servicio para la ciudadanía, sino que se traslada al plano personal, ya que aseguran estar sometidos a “un cuadro de estrés continuado”. “Estamos en mínimos”, denuncian.


“Necesitamos más cabezas y más brazos”, afirman, ya que, según explican, la cantidad de personal es la misma que cuando se concibió el IMCE, por lo que las vacantes sin cubrir son todavía más notables, incrementando, por el camino la carga de trabajo y las funciones asumidas por el personal actual.

El personal del IMCE reclama más presupuesto para cubrir las vacantes

Te puede interesar