La originalidad y el buen humor hacen frente a la lluvia y llenan las calles en el Martes de Carnaval

Mayores y pequeños se dejaron ver por toda la ciudad mostrando su originalidad y sus mejores galas | Javier Alborés

Durante los últimos días, el carnaval está sirviendo para que las calles coruñesas vuelvan a desbordar con alegría y ganas de pasarlo bien, y ayer, martes de carnaval, no fue menos.


Los más madrugadores ya vistieron las primeras horas de la mañana con su originalidad, algunos dando la bienvenida al día y otros despidiéndose de él.


Las calles herculinas, pero sobre todo las de Monte Alto y el centro fueron durante todo el día un ir y venir de personajes de Disney, forzudos y personajes de circo, radares y policías, soldados o personajes de actualidad, entre otras muchas ideas que pasaron por la cabeza de los coruñeses más animados.


A primera hora de la tarde fueron los más pequeños los que prepararon sus mejores galas a modo de superhéroes, piratas, erizos, LEGO o de sus personajes favoritos para participar en el concurso de disfraces que tuvo lugar en el Campo da Leña. Y ni la lluvia fue quien de frenarlos, ya que multitud de pequeños, acompañados por sus familias, llenaron la carpa que dispuso el Ayuntamiento en la céntrica plaza a pesar del chaparrón de primera hora de la tarde.


Alrededor, las calles ya empezaban a sonar también a carnaval mientras se miraba de reojo el paso de la nube, que finalmente no arruinó una fiesta que continuó un par de horas después con el concurso de choqueiros, también en el Campo da Leña, que contó también con una sesión musical de Virtual Project.


Los concursos fueron el plato fuerte de la jornada. El primero de ellos el de disfraces para el público infantil, que contó con decenas y decenas de niños apuntados. Un par de horas después se sucedieron los mayores, en el certamen de choqueiros, que también fue un éxito de participación.


Homenajes

Este año, además de la fiesta, también se dedicó un espacio a los homenajes a las personas que han impulsado durante las últimas décadas el entroido coruñés.


El pasado viernes se descubría la primera losa del “Andar do Antroido”, el paseo de la fama junto a la calle San Juan, cuyo primer nombre fue el de Fernando Amaro, “Cantero”. Ayer por la mañana continuaron los recuerdos con ofrendas al propio Cantero, a Canzobre, a César San José y a Juan Manuel Iglesias Mato “Palau”.

La originalidad y el buen humor hacen frente a la lluvia y llenan las calles en el Martes de Carnaval

Te puede interesar