María Pita y el Club del Mar muestran su voluntad de entendimiento por la piscina

Momento de la asamblea del pasado domingo en el Club del Mar | Javier Alborés

La relación entre el Club del Mar y el Ayuntamiento empezó su ruptura el pasado lunes con la presentación vía registro de la solicitud de resolución del convenio que les une. Sin embargo el conflicto aún tiene arreglo, toda vez que ambas partes dan pasos en esa dirección.


Así pareció indicarlo la alcaldesa, Inés Rey, que se comunicó con el presidente del complejo vía mensaje para establecer una reunión. Y así pareció entenderlo Alberto Santalla, la voz de la reivindicación todos estos días. “Creemos que el Ayuntamiento está por la labor y, aunque ahora mismo la prioridad es terminar el contrato con la piscina, en caso de retomar la responsabilidad nosotros queremos seguir con la gestión”, comenta. 

 

“Es lo más cómodo para todos, pero sin que nos dé pérdidas. Hemos pedido la resolución por problemas económicos”, añade. Pese a que uno de los puntos votados en la asamblea de socios del pasado domingo fue el cierre de la piscina, ésta sigue abierta, una metafórica explicación de la ventana dejada al acuerdo con María Pita. 


El otro motivo de reclamación por parte del Club del Mar, la deuda de casi 45.000 euros, es otro tema. “Eso es una cuestión de nuestro gabinete jurídico”, apunta el presidente, Alberto Santalla. 

María Pita y el Club del Mar muestran su voluntad de entendimiento por la piscina

Te puede interesar