El hurto, el delito clásico de San Juan con el que quiere acabar la Policía

La Policía Nacional ha explicado este miércoles que el hurto es el delito que más se repite cada noche de San Juan y, por eso, este año prepara un dispositivo de control y envía una serie de consejos para todas aquellas personas que participen en las hogueras.


La noche del 23 al 24 de junio es la más multitudinaria en las playas gallegas y los delincuentes también se apuntan a la fiesta, por eso es fundamental la prevención y la actuación policial.


"Al margen de los dos últimos años, en los que no hubo esta celebración, en los años anteriores, sin duda, el delito más cometido y el más denunciado con posterioridad ha sido el hurto. También ha habido otros delitos más anecdóticos como lesiones o atentados contra agentes de la autoridad derivados de peleas o altercados", explica a Efe Inés Amor, portavoz de la Policía Nacional.


Aclara que "los descuideros aprovechan esa aglomeración que se monta en los arenales y esa falta de luz para hurtar", por lo que el principal consejo es "no perder de vista nuestras propias pertenencias, no dejarlas en la arena sin supervisión".


"Por sentido común no deberíamos traer al arenal objetos de valor. El móvil, las llaves y lo que tengamos que traer, es mejor tenerlo bien guardado, en bolsillos que no tengan un fácil acceso desde el exterior", agrega.


Otro de los consejos de la Policía Nacional es tener precaución con el mar, pues ya se ha cobrado varias vidas en las playas de A Coruña y por la noche los rescates resultan especialmente complicados.


Beber con moderación resulta también fundamental para evitar riesgos, según indica Inés Amor, pues el alcohol es un elemento común en varias tipologías delictivas típicas de las fiestas multitudinarias.


"La ingesta de alcohol también favorece que se produzcan más hurtos, peleas, altercados o delitos contra la seguridad del tráfico que debemos evitar", prosigue.


Con estas cuestiones en la mente, la Policía trabaja desde hace semanas para diseñar un despliegue que garantice la seguridad en la noche con más afluencia del año en A Coruña.


"Tendremos un dispositivo desde primera hora del día de mañana hasta las 14 horas del día de San Juan. Estará formado por 140 efectivos de todas las unidades: guías caninos, subsuelo, Tedax, seguridad ciudadana y UIP. Tanto uniformados como de paisano", desvela.


Este dispositivo está coordinado con el del Ayuntamiento de A Coruña, que cuenta con Policía Local, Bomberos y Protección Civil, y con la Guardia Civil, a través del Servicio Marítimo, que controlará el litoral.


Serán, en total, unas setecientas personas volcadas en la seguridad y la buena marcha de una fiesta de interés turístico internacional que en ediciones anteriores juntó más de 100.000 personas y que este año vuelve a celebrarse tras las restricciones.


El momento clave será a medianoche, cuando la quema de la falla ubicada en la playa de Riazor, junto con los tradicionales fuegos, se sume a las hogueras por todos los arenales, en un momento en el que la panorámica del fuego es ya icónica.


El olor a sardinas a la brasa inundará la ciudad en un día en el que el sentido común y extremar las precauciones será el binomio clave para evitar disgustos.


Incide en eso la Policía Nacional que espera que, con sus consejos, sea una noche tranquila y la parte delictiva ya no forme parte de la tradición.

El hurto, el delito clásico de San Juan con el que quiere acabar la Policía

Te puede interesar