El Gobierno local vacía el bajo insalubre abandonado de la calle de Diego Delicado

La basura acumulada en el local vacío de Diego Delicado, en el momento de su retirada | pedro puig

Los vecinos de Os Mallos están aliviados tras el desalojo de un local abandonado en la calle de Diego Delicado. Este bajo comercial, vacío desde hace años, era un foco de insalubridad debido a la acumulación de basura que había tras la verja de protección. El establecimiento, además, se encuentra cercano a un transformador de Fenosa, por lo que los residentes de la zona temían que pudiese ser peligroso en caso de incendio.

Durante los últimos meses los vecinos solicitaron en repetidas ocasiones que el Gobierno local procediese a vaciar este bajo, pero al ser una propiedad privada, el organismo tenía que obtener una orden judicial. Según fuentes municipales, esta orden llegó esta misma semana, por lo que ayer se llevó a cabo la retirada de la acumulación de bolsas de basura.

Desde la Plataforma Veciñal Os Mallos ven con buenos ojos la actuación y dicen que ya “era hora” de que el Ayuntamiento pudiese pedir por vía judicial algún tipo de intervención en este lugar. “Si los ciudadanos reclaman actuaciones, o si la Policía Local al pasar observa acumulación de basura, los ayuntamientos tienen que poder actuar de oficio”, comentan.





Opiniones


Un residente de Diego Delicado explica que este bajo es propiedad de una mujer que “pedía mucho dinero por el alquiler y decidió llenar el local de basura”. Este mismo hombre relata que tener un “caso de Diógenes debajo de casa” podía haber provocado un incendio.

El temor de los vecinos está justificado tras los altercados que hubo en el mes de diciembre en esta calle y otras colindantes. A principios de ese mes se declaró un incendio en el número catorce de Diego Delicado, y dos en el número 28 de la calle de Asturias. No era la primera vez en la zona, ya que otros edificios situados en las calles de San Luis y Monforte habían ardido hace ya dos años.



El presidente de Distrito Mallos dice que “todavía quedan muchos bajos que están en mal estado” 




Por su parte, la plataforma Os Mallos Unidos pidió a través de sus redes sociales que “se trate a la dueña desde asuntos sociales para que no vuelva a suceder y que reciba la ayuda pertinente”. El presidente de la Asociación de Comerciantes Distrito Mallos, José Salgado, dice que es una alegría que se haya actuado tras varios meses pidiéndolo, pero “todavía quedan muchos bajos que están en mal estado en el barrio”.

Estos se localizan, en gran parte, en el tramo entre la avenida da Sardiñeira y la avenida dos Mallos. “Es bueno que se empiece a tomar medidas, pero en otras zonas del barrio desprotegidas también hay un gran número de locales vacíos con basura en su interior. En este caso era peligroso y es una alegría, porque nunca es tarde para hacerlo”, añade.

La mayoría de estos establecimientos imitan el modelo de Diego Delicado: están abandonados y en el interior de la verja se puede ver la acumulación de bolsas, basura y papeles.



Ruido nocturno


El representante de los comerciantes, a su vez, relató hace días que, por las noches, en la ronda de Outeiro sería necesaria la presencia de agentes, ya que “los vecinos que viven en el entorno de la pulpeira y los locutorios están muy molestos porque hay varios grupos de personas que se acumulan en la acera y hacen ruido hasta altas horas de la madrugada”.

Estos individuos, tal y como comenta Salgado, “cantan, gritan, tiran basura e incluso hacen sus necesidades en la acera y en la entrada del aparcamiento”, por lo que supone un gran inconveniente para el descanso nocturno. Unido a esta petición, los vecinos de Os Mallos insisten también en la necesidad de aumentar la iluminación en el barrio. 

El Gobierno local vacía el bajo insalubre abandonado de la calle de Diego Delicado

Te puede interesar