A Falperra pide un empujón para el centro de salud en Santa Lucía

El centro de salud de Federico Tapia, en la mañana de ayer | quintana

El acuerdo de colaboración suscrito por la Xunta de Galicia y el Ayuntamiento de A Coruña para la construcción del centro de salud en Santa Lucía se remonta a septiembre del 2021. Casi un año después, los vecinos que deberían beneficiarse de la nueva infraestructura ven cada vez más lejana la operatividad del mismo, especialmente tras la reunión mantenida del pasado viernes con Francisco Dinís Díaz Gallego, concejal de Urbanismo. Ese es el sentir del presidente de la asociación de A Falperra, Jaime Suárez, que da por perdida otra legislatura a nivel municipal. “Con el anterior gobierno local perdimos cuatro años, y ahora parece que se pierden otros cuatro”, lamenta. “Nuestra sensación tras la reunión es que más o menos nos entendemos, pero llevamos toda la legislatura y creo que tuvieron tiempo para licitar la obra”, añade respecto a ese trámite que parece tener todo el proyecto paralizado. “Hay que espabilar y a trabajar, nos dijeron que se van a poner a ello, pero es que lo tienen todo a favor”, subraya Suárez, con cierto escepticismo.


Según datos ofrecidos por la propia Xunta de Galicia cuando se hizo público el acuerdo de colaboración, unos 11.500 potenciales pacientes tienen en Federico Tapia su centro de atención primaria, y Santa Lucía supondría unas “instalaciones ajustadas a sus necesidades y las propias del siglo XXI”. Es el único punto en el que los vecinos y la administración parecen estar de acuerdo, ya que desde la asociación vecinal creen que todo se queda en meras palabras. “Deberían haber aprovechado ese tirón inicial, pero seguimos como al principio”, lamenta el presidente Suárez.


Las desavenencias entre los Gobiernos autonómicos y municipal, a pesar de la sintonía aparente en la firma del proyecto, están detrás del retraso. Eso, unido a la modificación de los pliegos del proyecto por parte de María Pita para incluir fondos europeos tiene la obra parada.


Problemas de movilidad

No solamente el centro de salud de Santa Lucía trae de cabeza a los vecinos de A Falperra. Y es que en la reunión del pasado viernes también quisieron poner sobre la mesa sus reivindicaciones sobre el transporte público. “Necesitamos un bus. El 10 comunicaba antiguamente Os Mallos, Falperra y Puerta Real, y nos vendría fantástico para que la gente no tenga que coger el coche”, explica el dirigente vecinal, Jaime Suárez.


Tal y como sucedió en el encuentro con los representantes de Novo Mesoiro, la concesión municipal a Tranvías y el hecho de que ésta expire el próximo año parece descartar una solución. “Nos dijeron que se remodelaría todo, con líneas nuevas y que ahora mismo es difícil”, apunta.

A Falperra pide un empujón para el centro de salud en Santa Lucía

Te puede interesar