Una enfermera pide más vigilancia en el entorno del oncológico tras sufrir un hurto en su vehículo

Judit Suárez, enfermera que trabaja en la base del 061 ubicada junto al hospital oncológico, denuncia haber sufrido un robo en su vehículo. El pasado sábado, tras aparcar en la calle de Camilo Veiras, sufrió la sustracción de bienes del interior de su coche. Al llegar de un servicio alrededor de las 20.00 horas, se encontró el cristal del copiloto roto y las pertenencias de su interior completamente desordenadas.


El propio sábado acudió a denunciar los hechos a la comisaría de Lonzas. Según apunta, al hacer constar lo sucedido, uno de los agentes le comentó que las denuncias de este tipo en la zona de la avenida de Lamadosa son frecuentes.


Los autores del acto vandálico emplearon una piedra para romper la luna del copiloto, que todavía se encontraba en el coche a la llegada de la enfermera afectada. Entre las pertenencias que ha perdido a causa del robo se encuentran un monedero con un poco de dinero, las llaves de casa y un neceser. A la afectada no le consta que ninguna persona fuese testigo de los hechos y afirma que no hay cámaras de seguridad en las inmediaciones de la calle.


Afortunadamente, cuenta Judit Suárez, no le ha sido sustraída documentación personal. No obstante, en vista de que la documentación del vehículo, a nombre de un familiar, se encontraba desordenada, la afectada ha querido actualizar la denuncia y hacer constar que la documentación se encontraba fuera de su funda,  por si llegase a ser víctima de una suplantación de identidad en el futuro. Asimismo, señala que una compañera le ha comentado que también fue víctima de un robo a principios de año en la zona.


Por tanto, con la sensación de que el suyo no es un caso aislado, Judit Suárez insta a las autoridades competentes a que refuercen la vigilancia en el lugar, bien sea mediante la instalación de cámaras de seguridad en el entorno, o bien con la presencia de más patrullas policiales en el entorno del hospital oncológico.

 

Mejorar la seguridad
La enfermera celebra que los daños solo hayan sido materiales, pero pide una mayor vigilancia para que este tipo de sucesos no se vuelvan a repetir. Por fortuna, señala, el seguro cubre los desperfectos en el cristal del copiloto. No obstante, la situación le ha generado molestias ya que tiene su residencia en la zona de Ribeira y depende del coche para desplazarse a la ciudad. Además, ha tenido que cambiar la cerradura de su casa ante la sustracción de las llaves.


Por todo ello, pide que se visibilice la situación, que se refuerce la seguridad y que se trate de localizar a los responsables de este tipo de actos vandálicos. También que se pongan todos los impedimentos necesarios para que este tipo de actos no prosperen. 

Una enfermera pide más vigilancia en el entorno del oncológico tras sufrir un hurto en su vehículo

Te puede interesar