La Empresa Municipal de Vivienda adeuda todavía casi 800.000 euros

El complejo deportivo de O Castrillón

Tras el tropiezo del día anterior, en el que no fue posible porque no se habían presentado tres concejales del Gobierno local, ayer la junta general de accionistas de la Empresa Municipal de Vivienda (Emvsa). Eso significa que ahora cuenta con 830.000 euros más que la alcaldesa, Inés Rey, anunció que se invertirían en poner en marcha el complejo polideportivo de O Castrillón y en políticas de vivienda. Pero esta cifra queda muy lejos de la ampliación que se requiere para sanear la tesorería de Emvsa, lastrada por las concesiones deficitarias del Ayuntamiento, que es de 1,6 millones de euros.


“Se ha llegado al pacto por la ampliación de capital, a nivel presupuestario, es una buena noticia, porque nos va a permitir cumplir los acuerdos presupuestarios incrementado un 30% la bolsa de alquiler y adquirir el material necesario y contratar al personal”, comentó la alcaldesa, Inés Rey, que añadió que la ampliación de capital no tiene como objeto compensar a Emvsa por las pérdidas que supone gestionar servicios deficitarios, como BiciCoruña, o la Fábrica de Armas, o aquellas cuya remuneración no es suficiente para cubrir los gastos, como la tramitación de multas.


Hay que señalar que el servicio más gravoso ha sido el de la Fábrica de Armas, que ha superado los 700.000 euros en los siete últimos años. El segundo es BiciCoruña, con 270.000 euros, aproximadamente, y el tercero sería BiciCoruña, con 452.000 euros, según especifica la empresa.


El problema es que, según el informe de gestión que se presentó en la junta, se debía ampliar el capital a 1.257.197 euros (cifra que en diciembre se elevó a 1.607.601 euros) para “solventar las dificultades de tesorería de la sociedad”. El informe interno de Emvsa advierte de que “de no producirse dicha regularización, pondría en cuestión el principio de empresa en funcionamiento”.


Abstenciones

Esto ha dado pie a que el PP ponga en duda que ese dinero esté destinado realmente a O Castrillón y no a pagar la deuda acumulada por el déficit de las encomiendas. Además, señala que no cubre las necesidades reales de Emvsa, “la pone en riesgo por seguir sin liquidez y no permite asumir la gestión del polideportivo de O Castrillón ni ampliar la bolsa de viviendas”.


Por ello el PP se abstuvo en la votación. El BNG, que también se abstuvo, coincide en que “a cantidade é insuficiente” pero señala que, “en teoría, vai destinada a máis recursos para desenvolver as encomendas do Concello”. De ser así, es una buena noticia para los vecinos de O Castrillón, que tendrá su polideportivo “a la mayor brevedad”, según Rey.

La Empresa Municipal de Vivienda adeuda todavía casi 800.000 euros

Te puede interesar