Ecosystems2030 se marca como objetivo convertir A Coruña en su capital mundial

Omar Hatamleh, presidente ejecutivo de Ecosystems2030 | patricia g. fraga

Antes de comenzar el partido en Palexco, A Coruña ya lo había ganado. Y es que el evento que durante dos días iba a convertir a la ciudad herculina en la capital mundial de la innovación tecnológica anunció, en pleno acto de inauguración, su voluntad de continuar de forma permanente. Así lo expresó el presidente ejecutivo de Ecosystems2030, Omar Hatamleh, en el pistoletazo de salida: “Uno de los objetivos es convertir A Coruña en la capital mundial de la innovación y la tecnología”.

Y es que las palabras de Hatamleh no se quedaron simplemente en una voluntad o formalismo de bienvenida, sino en una argumentada defensa de la ciudad, después del paso por Granada en el año 2021. “Vinimos a A Coruña por la existencia de un ecosistema propicio, con la colaboración del Ayuntamiento, patrocinadores y empresas abiertas a la innovación”, apuntó antes de dejar la pelota botando para el Gobierno municipal y su máxima responsable. “Ya se está trabajando con el Ayuntamiento y los sponsors en esa posibilidad”, confesó, en relación a la prórroga de la vinculación.

Recogió la organización el guante virtual que la alcaldesa Inés Rey, había lanzado en su alocución de bienvenida, en la que hizo una ferviente defensa de la ciudad como lugar para la inversión. De hecho, ante un auditorio con una nómina de representantes de empresas difícilmente equiparable en cualquier otro foro, la regidora subrayó: “A Coruña es una pequeña ciudad europea transformada en una ciudad abierta a la innovación, los negocios y la alta calidad de vida”. dijo.

Después de esa presentación, muy próxima al modelo ideal de ciudad europea de futuro que se planteó en foros posteriores, Rey trajo a colación el ejemplo de Inditex como paradigma de innovación con acento coruñés, y animó a los presentes a unirse. “Somos el ecosistema donde nació la innovación disruptiva de Inditex, con un modelo que cambió el mundo del retail”, recordó. “Queremos convertir A Coruña en una ciudad digital y sostenible de referencia, más atractiva para el talento global, es una oportunidad de inversión para el desarrollo de grandes multinacionales”, añadió.



Los logos más reconocibles


Ecosystems2030 ofrece un cartel en el que han estampado su sello algunos de los logotipos más reconocibles del mundo. Pocos foros a nivel mundial pueden presumir de juntar a la vicepresidenta de Volvo, el director global de datos de IBM, el vicepresidente de ejecutivo de Samsung o un príncipe del Reino de Jordania como El Hassan Bin Talal. Los nombres propios de los protagonistas no resultan un reclamo para el gran público, sino lo que representan y sobre todo lo que provocan que representen los logotipos e imágenes de marca hacia los que enfocan su trabajo, como en el caso de McLaren o Aston Martin. Todos ellos hicieron de la transversalidad y el esfuerzo colectivo una demanda común para caminar hacia una innovación realmente efectiva y eficaz. El horizonte, como el propio nombre indica, está a diez años vista.

Ejerció de maestra de ceremonias Nikki Eberhardt, una emprendedora multidisciplinar que en más de una ocasión mostró su admiración por la calidad de las exposiciones, especialmente tras la protagonizada por Jennifer Stumm, directora y fundadora del Illumina Festival y violista, algo que aprovechó para una maravillosa interpretación de una pieza de Bach.

La figura del compositor sirvió como paradigma del talento y la necesidad de buscarlo y fomentarlo, pero también de luchar contra las barreras que lo sepultan. Es así como consiguió convertir a niños de las favelas de Río de Janeiro en alumnos del Conservatorio de Viena, donde superaron una de las consideradas audiciones más duras del mundo.

Pero el punto estrella del día fue aquel que igualó en desconocimiento a expertos en innovación y a paganos en forma de externos al congreso: el acercamiento al Metaverso. Con un tono casi docente, sencillo y analítico, el que fuera responsable de Realidad Virtual de Facebook se estrenó con un chascarillo al respecto: “Me pagan medio millón de dólares por un avatar sentado al lado de un perro”. Finalmente, el resumen de su introducción a lo que será el universo de Zuckerberg se redujo a la necesidad de la marca de crear un sistema de valores en un cliente que busca emociones por encima de productos.

Es precisamente eso, emoción, lo que parecen sentir de forma mutua Ecosystems2030 y la ciudad de A Coruña tras los anuncios de la primera jornada. 

Ecosystems2030 se marca como objetivo convertir A Coruña en su capital mundial

Te puede interesar