Crecen los controles de circulación por el refuerzo en tráfico del 092

Agentes de la Policía Local, en el dispositivo de la avenida de Arteixo
|

Durante el año pasado, la Policía Local aumentó el número de agentes destinados a la Unidad de Disciplina Vial, lo que se ha traducido en un incremento de controles de tráfico. Ayer se podía ver uno de estos dispositivos a media mañana en una de las entradas de la ciudad: la avenida de Arteixo. Durante más de una hora, los agentes realizar más de 1.500 comprobaciones, que se tradujeron en una docena de denuncias por exceso de velocidad.


Los agentes municipales obligaban a detenerse a los vehículos en la mediana que separa los dos carriles de la avenida de Arteixo, justo delante del tanatorio que allí se encuentra, para pedir la documentación a los conductores. Por lo menos uno de ellos superó los cien kilómetros por hora en una zona en la que el límite era de 50, según fuentes municipales.


La avenida de Arteixo es, junto con la Tercera Ronda, uno de los puntos donde los agentes municipales captan más excesos de velocidad, al tratarse de accesos a la ciudad rectos y de más de un carril. Allí se han detectado velocidades muy altas, como los 157 kilómetros por hora en la Tercera Ronda, que fue el récord de 2020, cuando se denunció a 871 conductores por pisar demasiado el acelerador. En 2019, habían sido 130 kilómetros por hora. El número de controles realizados al año ronda los 125, pero ahora la Policía Local espera poder realizar más, gracias al refuerzo de personal. Hay que señalar que hasta la segunda mitad de 2021, la Policía Local había arrastrado un déficit de personal que se pudo subsanar en parte gracias a la llegada de nuevos agentes. La primera unidad en notarlo fue la de Disciplina Vial, que hasta entonces solo contaba con cinco agentes. Actualmente se ha duplicado el número de sus efectivos (pasando a once agentes, a los que sumarán dos oficiales).


Equipamiento

Pero no es el único refuerzo que ha recibido la sección de Tráfico de la Policía Local, que la semana que viene presentará un nuevo radar que se suma al que ya tiene, además de dos drones que también servirán para controlar el tráfico y que de momento no entrarán en servicio porque los agentes todavía están recibiendo formación para controlarlos.


Lo que sí entrará en servicio de forma inmediata tras su presentación es el llamado multamóvil o Automóvil de Vigilancia Integrada (AVI), para luchar contra la doble fila y otros casos de estacionamiento irregular, lo que marcará la diferencia. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de las sanciones que impone la Policía Local son precisamente por estacionamiento irregular: coches en doble fila, en zona de carga y descarga, sobre las aceras...

Crecen los controles de circulación por el refuerzo en tráfico del 092