Inés Rey advierte sobre la Medusa: “Es una estructura enorme con un peso elevado”

La Medusa seguirá siendo por muy poco tiempo uno de los hitos más reconocibles de la ciudad | quintana

El anuncio de que la Medusa de descarga de carbón se desmontará próximamente ha suscitado interés, puesto que Naturgy, su propietaria, se ha ofrecido a donarla al Ayuntamiento para que este lo destine a otras funciones. Sin embargo, la alcaldesa se mostró muy prudente, y es que el gran tamaño de la Medusa, con un diámetro de cien metros, hace muy difícil encontrarle acomodo en el término municipal.


“Ya lo dije antes, y parece que ha gustado: la Medusa se ha convertido en parte del ‘skyline’ coruñés, un símbolo de la ciudad”, admitió Rey durante su comparecencia pública tras la celebración de la Junta de Gobierno. Pero como ya había señalado el día anterior, el público está acostumbrado a contemplar la cúpula desde la lejanía. “Quien no haya ido allí no se da cuenta de las dimensiones que tiene: es una estructura enorme que tiene además un peso elevado y por tanto hay que estudiar bien una eventual ubicación”.


Así que no se trata solo del tamaño, sino de la carga que soportaría el terreno. Además, está la cuestión de los accesos con los que debería contar un edificio que estaría destinado a acoger eventos públicos. El problema radica en el pequeño tamaño del municipio coruñés, de apenas 39 kilómetros cuadrados. Pero eso no quiere decir que el Gobierno local no esté interesado. “Es evidente que sería muy positivo disponer de un recinto de esa capacidad para eventos deportivos, culturales o musicales”.


Desde 2007

Naturgy había levantado la cúpula en 2007, después de años de protestas de los vecinos de Os Castros, que estaban hartos de las nubes de polvos de carbón que se levantaban cada vez que se descargaba el mineral en los muelles de San Diego. Ya en un primer momento, se diseñó para que fuera desmontable. El lunes, el presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, señalaba que es así excepto por unas planchas metálicas, que fueron añadidas después y “según nos dicen los técnicos, se podrá saber después, al desmontarlas, cuánta y cuáles se aprovechan”.


Lo que sí está claro es que la estructura no se puede utilizar en otros usos portuarios así que Naturgy tendrá que desmontarlo para dejar el muelle del Centenario tal y como le fue entregado. “Podrían venderlo al kilo, porque es acero, pero hemos tenido reuniones de trabajo muy abiertas y por ahora no podemos concretarlas”, había explicado Prado el lunes, tras aprobar el Consejo de Administración del Puerto la solicitud que había hecho Naturgy hace dos años de desmontar la estructura. El muelle seguirá siendo utilizado para descargar mercancías, pero serán limpias, lo que significa que no levantarán nubes de polvo que molesten a los vecinos de Os Castros.

Inés Rey advierte sobre la Medusa: “Es una estructura enorme con un peso elevado”

Te puede interesar