El comercio no escapa a la crisis de suministros y alerta de posibles cierres en un futuro próximo

Un comercio de proximidad en el barrio de Os Mallos | quintana

El comercio local también se ve afectado por la crisis de suministros derivada de la huelga de transportes y a la subida del precio de la energía.


En un momento de “frenazo” en su actividad, el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), José Luis Boado, relata el la complicada situación a la que se enfrentan los comerciantes a día de hoy, ya que muchos podrían verse obligados a cerrar sus negocios en un futuro cercano.


“La huelga de transportes está afectando mucho y todo esto crea inseguridad también en los consumidores. El sector ahora mismo va lento y podría haber más cierres, ya que aquellos establecimientos que utilizan materias primas, como zapaterías, complementos y regalos, están teniendo problemas con el reparto. La falta de servicio, que es algo fundamental, es algo muy negativo”, explica.


Sobre los precios, Boado dice que está habiendo subidas, “y luego es raro que se vuelva para atrás”. Con la Semana Santa cada vez más cerca, el presidente de la FUCC confía en que este problema se solucione a tiempo. “No auguramos un desastre total pero sí una recuperación más lenta”, añade. Eso sí, el comercio de proximidad descarta convocar un parón como forma de protesta tal y como planteó la hostelería, o, al menos, por el momento.


“Hay tristeza y apatía entre la gente, pero ojalá todo pueda estabilizarse pronto. De momento, lo que vemos es que la recuperación es lenta y las previsiones de la gente son nefastas, por lo que los clientes deciden ahorrar y no consumir hasta que todo esté más calmado”, afirma.


Sobre la huelga de transportistas, los profesionales coruñeses han decidido mantener el paro que se arrancó el 14 de marzo por el momento, aunque sin acciones concretas previstas hasta el lunes, a la espera de nuevos pasos que puedan dar tanto el Gobierno como la plataforma convocante en el ámbito estatal.


Asamblea

En el conjunto de Galicia, hay división de posturas y los socios de las diferentes asociaciones debaten, mientras en algunos conductores autónomos del sector circula la idea de que el paro podría “ir perdiendo fuerza”.


Ayer en la ciudad tuvo lugar una asamblea de la Asociación Coruñesa de Empresarios del Transporte (Ascentra), en la que, según explicó su presidente a Europa Press, Antonio Señarís, participaron la mitad de los socios. De los participantes, “el 80%” apoyaron mantener el paro y el resto retomarán el trabajo “bajo su responsabilidad”.


Aunque los trabajadores autónomos supeditan su decisión a los pasos que dé la plataforma convocante, el presidente de Ascentra trasladó que se plantearían volver a la carretera si las cuestiones que el Gobierno central ha puesto encima de la mesa son “de inmediato cumplimiento”. El debate a lo largo de la jornada de ayer se mantuvo en diversas asociaciones del sector de la comunidad.

El comercio no escapa a la crisis de suministros y alerta de posibles cierres en un futuro próximo

Te puede interesar