El Club del Mar le pide a María Pita que se moje por su piscina

La familia del Club del Mar posó a las puertas de María Pia con su mensaje al Gobierno municipal | javier alborés

La cuenta atrás que el Club del Mar anunció para el cierre de su piscina interior climatizada, siempre y cuando obtenga como respuesta la inacción municipal, vivió hoy su primer paso. Más de 200 socios, miembros de los diferentes equipos de la entidad, y familiares acudieron a la llamada a la sentada que su presidente, Alberto Santalla, había realizado en la previa. 
 

El volumen de respuesta de la familia del complejo, unido a la necesidad de darle visibilidad a una gran pancarta con el lema “A concellaría de Deportes ten a piscina municipal San Amaro en precario, solucións xa!”, provocaron que finalmente se convirtiese más bien en una concentración. Tampoco fue silenciosa, pues los curiosos, turistas y viandantes que disfrutaban del sol recibieron el mensaje al grito de “Club del Mar, Club del Mar” o “Inés, invita, que no tenemos guita”. 
 

Mensaje claro

Unos 25.000 euros mensuales de déficit derivados del encarecimiento del mantenimiento, y un acumulado de 400.000 para el periodo entre 2018 y 2021, tienen la culpa de que los responsables de la casi nonagenaria instalación de San Amaro hayan dicho basta. O al menos basta a la falta de colaboración municipal, pues exigen que sea el Ayuntamiento el que se haga cargo del gasto de la piscina interior y cumpla lo que consideran un viejo compromiso. 
 

Así lo reiteró el presidente, Alberto Santalla, al término de la concentración y antes de emprender una marcha también de protesta rumbo a la sede socia. “Hemos tenido diez o doce reuniones y la realidad es que no hemos llegado a ningún lado”, lamentó. “No queremos ganar, pero tampoco perder dinero”, comentó a la hora de referirse a las cuentas, cada vez más complicadas, debido a lo exigente del mantenimiento de la piscina interior climatizada. Por otra parte, sobre la propuesta de compensación manifestada por la alcaldesa Inés Rey dijo: “El reenganche económico es factible”.
 

El próximo domingo, los socios del Club del Mar acudirán a una asamblea extraordinaria con únicamente dos puntos del día: el primero, una subida de las cuotas hasta el próximo mes de febrero , mes en el que deben rehacerse los presupuestos. En el segundo se votará el cierre de la piscina de la discordia hasta que el Ayuntamiento se moje definitivamente para la continuidad del Club del Mar.

El Club del Mar le pide a María Pita que se moje por su piscina

Te puede interesar