lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El cierre del cine de Los Rosales, en A Coruña, deja una advertencia

Dos personas bajan las escaleras que dan acceso a los cines de Los Rosales | Javier Alborés

El cierre de los cines Yelmo de Los Rosales produce tristeza y nostalgia a partes iguales. Muchos usuarios acudirán antes del jueves, día en el que sus pantallas proyectarán las últimas películas, para despedirse de unas salas que guardan 27 años de recuerdos. La dirección del centro comercial comunicaba este lunes que la clausura se debe, en gran parte, a la pérdida de espectadores desde la pandemia, así como la tendencia a consumir cine en plataformas de streaming. 


Las estadísticas del Observatorio Urbano municipal no deja lugar a dudas: el hábito de ir al cine no es el mismo que hace años. Los cines de Los Rosales cosecharon en 2002 más de un millón de espectadores. En 2006, cuando Cantones Cines abrió sus puertas, los datos se redujeron a la mitad, hasta 522.000 visitantes. Tres años después, en 2009, y ya con Espacio Coruña en activo, los espectadores fueron 423.751, para evolucionar hasta los 193.925 en 2011, con los cines de Marineda City en funcionamiento. 


A falta de los datos de 2021 y 2022, el balance refleja la caída de asistencia con el estallido de la pandemia, al pasar de los 178.565 en 2019 a 52.410 en 2020. El cineasta Ignacio Benedetti muestra su tristeza por la noticia, ya que Los Rosales es el cine “donde crié a mis hijos”. “¿Quién no recuerda las colas para coger las palomitas y el ambientazo que había?”, dice.

 

Tendencia a “desaparecer”


A pesar de las vivencias, Benedetti comenta que la situación actual es una “sombra de lo que fue”, pero alerta: no solo en Los Rosales. “Son tiempos duros para la exhibición cinematográfica, que tiene que competir con las plataformas. El público adulto perdió el hábito de ir al cine desde la pandemia y este no se ha recuperado. Al final van pasando los meses y pasa lo que pasa”, reconoce, mientras señala que el sector de la exhibición cinematográfica está “tocado de muerte”. El cambio de películas de 35 mm a digital “cavó la fosa del cine y no creo que se pueda recuperar”. Comparte la misma opinión el historiador de cine José Luis Castro de Paz. “Los Rosales tenía proyecciones más arriesgadas y apostaba por el VOSE –Versión Original Subtitulada en Español– aunque en los últimos años, motivado por la Filmoteca de Galicia, los cines han notado una mayor exigencia en esta opción”, asegura. 


La evolución del acceso a internet y el streaming “contribuye a asfixiar el cine”, al igual que la preferencia por series. Por ello, esta pérdida es una “desgracia” para A Coruña, pero deja un aviso, y es que “la tendencia es la desaparición”. Las grandes salas ya no se llenan como hace años y, aunque el cine no va a morir, “la experiencia social de ver películas en el cine con amigos sí lo hará”. Por ello, Castro de Paz advierte de que el futuro traerá cambios al respecto. 

 

Es el único que, en lugar de escaleras entre los asientos, tiene rampas, dice un usuario con movilidad reducida


El cierre de los cines Yelmo de Los Rosales arrastra otro motivo de conmoción para los coruñeses. Varios usuarios comentaron ayer en redes sociales que sus salas son las más accesibles de la ciudad. “Es el único que, en lugar de escaleras entre los asientos, tiene rampas. Los otros cines tienen acceso reservado para silla de ruedas, pero es en primera fila o en la última, por lo que las posibilidades se ven mucho más reducidas”, explica Antonio. 

El cierre del cine de Los Rosales, en A Coruña, deja una advertencia

Te puede interesar