Los empleados de las subcontratas de Repsol volverán el lunes al trabajo

Los manifestantes se arrodillaron frente a la Delegación del Gobierno | quintana

Cerca de 400 personas, según la Policía Local marcharon desde la refinería de Repsol hasta la Delegación de Ourense, a las doce del mediodía en recuerdo de Unai Martínez, el operario de 35 años fallecido a resultas de las heridas recibidas en un accidente laboral en la planta petroquímica el sábado pasado. La marcha, que se había convocado con carácter reivindicativo, paseó a convertirse en un homenaje después de que la dirección de Repsol accediera a las principales demandas de aumento de seguridad. El sindicato CIG confirmó que el lunes finalizará el paro y los operarios de las subcontratas volverán a sus puestos de trabajo.


En la marcha no solo participaron compañeros de trabajo, sino también personas cercanas al fallecido, incluidos sus familiares. Todos marcharon por la avenida de Finisterre hasta el centro haciendo estallar petardos y bombas de palenque, pero sin pancartas. Una vez frente a la Delegación del Gobierno, se arrodillaron en señal de protesta.


Mejoras conseguidas

Entre las mejoras conseguidas se incluyen una ambulancia con un médico destacada permanentemente en la planta (hasta ahora no había los fines de semana), equipos autónomos de respiración, de detección y trajes protectoras. El resto de las reivindicaciones se seguirán negociando. El grupo reunido a las puertas de la refinería votó seguir adelante con la manifestación y con el paro, que solo afecta a las subcontratas, y que por tanto no impide seguir procesando combustible. Ya por la tarde, el personal de las contratas de Repsol acordaba levantar el paro en la refinería a partir del lunes.


Ese día, además, está previsto celebrar la primera reunión da comisión intercontratas salida de esa negociación con Repsol y en la que se abordarán todas as cuestiones relativas a la seguridad y a la salud laboral, tales como la revisión de los procesos de los permisos de trabajo para operar en las zonas o el refuerzo sistema de seguridad previo a los trabajos. “Todas estas medidas abordaranse e concretaranse nesa comisión que estará formada por representantes do persoal e das auxiliares e na que Repsol estaría presente e que terá unha periodicidade de reunión semanal”, explicó el secretario general de la CIG, Paulo Carril. Sobre las causas del accidente aseveró que “nós témolo claro, hai responsabilidades e imos esixir que se depuren esas responsabilidades”. Pidió agilidad a las administraciones (Inspección de Traballo y juzgados) en la investigación.


Voluntad constructiva

Por su parte, desde la dirección de la refinería, señalaron: “Valoramos positivamente este anunció, dado que nuestra compañía ha mostrado en todo momento la voluntad de sostener un diálogo abierto, y en todos los encuentros mantenidos, ha hecho un llamamiento a trabajar de forma constructiva para llegar a un entendimiento”.


Fuentes de la empresa señalaron que el comité de investigación realizará su tarea con la seguridad debida, de manera que no cabe apresurarlos. Aunque la empresa se ha mostrado siempre cuidadosa en sus manifestaciones, para Carril “Repsol recoñece a existencia dun mundo que é o que representan as industrias auxuliares que até agora negaba e que ten unha táboa reivindicativa moi centrada en reclamar unha mellora substantiva nas condicións de seguridade”.

Los empleados de las subcontratas de Repsol volverán el lunes al trabajo

Te puede interesar