Los carpinteros y ebanistas de A Coruña irán a la huelga

Alumnos en un curso de carpintería, en una imagen de archivo/AEC

Representantes de la CIG, CCOO y UGT en la mesa negociadora del convenio colectivo de Carpintería y Ebanistería de A Coruña han denunciado este jueves la situación de "bloqueo" del sector "por culpa de la patronal", por lo que han convocado una huelga para el 19 de junio y el 13, 27 y 28 de julio.


Tal y como han explicado en rueda de prensa, lo que ofrece la patronal supone "una gran pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores del sector".


El convenio, ha apuntado el representante de la CIG, Eduardo Sebio, atañe a más de 5.000 trabajadores y está caducado desde 2019. "Tienen, por tanto, su salario congelado desde hace tres años y están perdiendo poder adquisitivo. Una situación agravada por la subida disparada de la inflación y de los productos de primera necesidad, como la energía, los combustibles o la alimentación", ha señalado.


Ante esta situación, lamentan, la patronal ofreció para 2020 una subida del 0%; y del 3,1% para 2021, "pagando atrasos de tan solo el 1,5%, lo que supondría una pérdida del 5% solo en ese año, en el que el IPC subió el 6,5%".


Para 2022 la patronal oferta un incremento del 3% con una revisión salarial de como máximo un 1% sin atrasos y, para Sebio, "tal y como está la inflación este año, supondría también una pérdida de poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores". Para 2023 y 2024 la subida sería del 1,5% con una revisión salarial del 1,5%, si el IPC supera ese porcentaje sin atrasos.


Frente a esta propuesta, los sindicatos --unidos en una plataforma reivindicativa unitaria-- han asegurado que "han renunciado" a una gran parte de sus pretensiones iniciales, pero seguirán reclamando, confirman, la creación de un plus de turnos, "como ya existe en el convenio de la carpintería de Pontevedra", que "garantice" el poder adquisitivo de los salarios, con cláusulas de revisión salarial sin topes y cobrando atrasos salariales desde el primer día cuando el IPC Real acumulado "sube más del incremento inicial del Convenio".


Las centrales sindicales han insistido en que la situación de bloqueo "no tiene ninguna justificación", dado que la carga de trabajo que tienen las empresas del sector "es tal que no dan atendido los pedidos que reciben". Por eso insisten en que las empresas "siguen aumentando sus beneficios, mientras los trabajadores del sector continúan con los salarios congelados".


Por todo lo expuesto, los sindicatos han acordado, "por unanimidad", no firmar el convenio colectivo y convocar además huelgas y concentraciones. La próxima manifestación será el 23 de junio frente a la empresa Santos Cocina y Baño, en Boqueixón.

Los carpinteros y ebanistas de A Coruña irán a la huelga

Te puede interesar